Celebran judíos de Israel el Yom Kipur bajo seguridad extrema

Por Rubén Medina.

Jerusalén.-,Bajo extremas medidas de seguridad los judíos de Israel, y con ellos los que viven en el resto del mundo, celebran desde esta noche la jornada más sagrada de su calendario, el Yom Kipur.

La celebraciones comenzaron este miércoles poco antes de caer la noche, como es tradición en el calendario hebreo, con la salida en masa de feligreses hacia las sinagogas y el comienzo de un ayuno y periodo ininterrumpido de oraciones de 24 horas para pedir el perdón de Dios.

“A los diez del mes séptimo será día de las expiaciones: tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas y ofreceréis sacrificios a Dios”, exige la Biblia en esta fecha, considerada el día del juicio divino en la fe judía.

El Yom Kipur, o literalmente Día de la Expiación, se traduce en Israel en la interrupción de toda actividad que no esté relacionada con “la servidumbre al Eterno”, razón por la que desde las primeras horas de la tarde las fronteras del país se cerraron.

Tampoco hay transporte de ningún tipo, ninguna recreación ni establecimiento comercial abierto, y los vehículos tienen prohibido circular por las carreteras, lo que deja las vías a una costumbre más moderna y, sin duda, menos espiritual: decenas de miles de niños en bicicleta.

Todo este paro responde a una orden divina a los israelitas por la que se les exige: “Ninguna obra haréis en este mismo día; porque es día de expiación para reconciliaros delante de vuestro Dios” (Levítico).

“Es el final de un periodo de arrepentimiento, el día del juicio en el que Dios sentencia a la persona a la vida o a la muerte durante el año que acaba de entrar”, explicó el miércoles a Notimex el rabino Nisim Dahán.

El año nuevo judío 5769 comenzó la semana pasada con el Rosh Hashaná, otra conmemoración estrechamente ligada a la del Yom Kipur. Para los judíos devotos “los diez días que van de una a la otra son días de arrepentimiento”, dice el rabino, “antes de que Dios les celebre el juicio” y sentencie su destino.

Y la bendición que se desean todos hoy es precisamente que “seas inscrito en el libro de la vida”, es decir, que Dios te conceda un año más.

Según la tradición, en este día la persona puede expiar sus pecados ante Dios, pero no sus ofensas a otras personas, a las que deberá rendir cuentas por separado antes de llegar al Supremo Tribunal.

Una de las costumbres que precede a esta conmemoración es la realización de las “kaparot”, el sacrificio de un animal, generalmente un ave, para “expiar” los pecados.

Otras personas prefieren hacer donaciones a pobres para ganarse el favor de Dios, y que mañana, cuando concluya la jornada al salir las tres primeras estrellas, sean perdonados.

El Yom Kipur concluye con el rugir del “shofar” o cuerno, un instrumento de sonido empleado en épocas bíblicas y cuyo propósito es hacer temblar las almas en el cierre de la jornada, como última petición de clemencia.

El ayuno, que respetan alrededor del 65 por ciento de los israelíes, es otra de las formas de pedir el perdón, y aunque esa tradición se remonta a tiempos inmemoriales, textualmente la Biblia no habla de dejar de comer ni beber.

La Biblia, que sólo habla de “afligir vuestras almas en este día”, describe que en “el sábado de sábados” se concentraban todos los israelitas frente al templo de Jerusalén, y que el Gran Sacerdote entraba, por única vez en el año, en el Sancta Sanctorum para pronunciar el nombre prohibido para todo judío: Jehová.

La particular jornada de Yom Kipur se celebra bajo extremas medidas de seguridad debido a la amenaza de atentados por parte de organizaciones radicales palestinas.

El ejército israelí y los distintos cuerpos policiales declararon el martes la máxima emergencia y movilizaron fuerzas para vigilar todas las fronteras, en particular las limítrofes con Cisjordania y Gaza.

Un día como hoy, hace 35 años, los ejércitos de Siria y Egipto invadieron el territorio israelí cuando la población se hallaba en las sinagogas y sin medios de comunicació

You must be logged in to post a comment Login