Ganan Nobel de Química tres estadunidenses

Berlín.- La Real Academia Sueca de las Ciencias otorgó el miércoles el Premio Nobel de Química a los científicos estadunidenses Osamu Shimomura, Martin Chalfie y Roger Y. Tsien “por el descubrimiento y desarrollo de la proteína verde fluorescente (GFP)”.

La GFP, descubierta en la década de 1960, es producida por una medusa del Pacífico Norte (aequorea victoria), y se caracteriza por emitir luminosidad útil para el estudio de fenómenos celulares.

El ganador del galardón en 2007 fue el alemán Gerhard Ertl, “por sus estudios de los procesos químicos en superficies sólidas”. La Real Academia Sueca de las Ciencias es una organización independiente cuyo objetivo general es “promover las ciencias y fortalecer su influencia en la sociedad”, de acuerdo con la página electrónica de la institución.

Ganadores del Nobel de Química revelaron un mundo oculto

Berlín.- Los galardonados con el Premio Nobel de Química 2008, los estadunidenses Osamu Shimomura, Martin Chalfie y Roger Y. Tsien, contribuyeron a hacer visibles procesos naturales hasta entonces imperceptibles mediante la proteína verde fluorescente.

El científico Shimomura, nacido el 27 de agosto de 1928 en Kioto (Japón) pero que tiene la nacionalidad estadunidense, se doctoró en química orgánica en 1960 por la Universidad de Nagoya.

Es profesor emérito en el Laboratorio de Biología Marina de Woods Hole y de la Universidad Médica de Boston, en el estado de Massachusetss (Estados Unidos).

En sus primeros años de carrera profesional, Shimomura se dedicó a estudiar la luz que emitían las especies marinas, en especial la que desprendía la medusa.

Shimomura fue el primero en hallar la proteína verde fluorescente (GFP) en una medusa del Pacífico Norte (Aequorea victoria) en la década de 1960, mientras sus colegas Martin Chalfie y Roger Y. Tsien encontraron las aplicaciones de este descubrimiento a la biología y la medicina.

Los trabajos de Shimomura empezaron cuando logró aislar la GFP observada por primera vez en la Aequorea victoria y descubrió que tal proteína se vuelve verde bajo el efecto de los rayos ultravioleta, lo que multiplica y convierte en visibles sus procesos.

La GFP es producida por una medusa del Pacífico Norte y se caracteriza por emitir luminosidad útil para el estudio de fenómenos celulares.

Chalfie, nacido en 1947, estudió en Chicago y en 1977 obtuvo el doctorado en la Universidad de Harvard. Desde 1972 es profesor de Ciencias Biológicas de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Con sus estudios demostró el valor de la GFP luminosa para estudiar fenómenos biológicos al colorear de forma aislada seis células individuales gracias a esa proteína.

Su colega Tsien, nacido el 1 de febrero de 1952 en Nueva York, se doctoró en Fisiología en 1977 por la Universidad de Cambridge y es profesor del Departamento de Química y Bioquímica en la Universidad de San Diego, California.

Con sus experimentos contribuyó al conocimiento general de los efectos fluorescentes de la GFP y extendió asimismo la paleta cromática a células de diferentes colores.

Gracias a la GFP, los tres científicos lograron hacer visibles procesos naturales hasta entonces imperceptibles, como el desarrollo de las células nerviosas en el cerebro o la propagación de las células cancerígenas en el organismo.

Con sus experimentos, ahora se pueden observar las células que producen insulina en el páncreas de un embrión o el deterioro de las células en los pacientes de Alzheimer.

La Real Academia Sueca de las Ciencias concedió este miércoles el Premio Nobel de Química a los tres estadunidenses por el descubrimiento y desarrollo de la proteína verde fluorescente (GFP).

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login