.Impartió Jean-Marie Gustave Le Clézio clases de Historia en México. El Premio Nobel de Literatura 2008 posee un amplio conocimiento delas culturas prehispánicas mexicanas.

Berlín, 9 Oct (Notimex).- Considerado como uno de los maestros
de la literatura francófona contemporánea y con un amplio
conocimiento de las culturas prehispánicas mexicanas, Jean-Marie
Gustave Le Clézio, condecorado hoy por la Academia Sueca con el
Premio Nobel de Literatura, es calificado como “El escritor de la
ruptura, de la aventura poética y de la sensualidad extasiada”.

Le Clézio, quien llegó a México en 1970 e impartió en ese país
clases de Historia, nació el 13 de abril de 1940 en la ciudad de
Niza, Francia, hijo de padre británico y madre francesa, provenientes
de una familia bretona emigrada a Isla Mauricio en el siglo XVIII.

El también ganador del Premio Renaudot 1963 comenzó a escribir a
los siete años de edad y, a los ocho, su familia se trasladó a
Nigeria, donde su padre se desempeñó como médico durante la Segunda
Guerra Mundial (1939-1945).

Desde entonces, su producción literaria no ha parado a pesar de
sus numerosos viajes, entre ellos, a diversos países de América, como
Argentina, Panamá y México, a cuya cultura le ha dedicado diversos
textos.

Entre estos destacan “Relation de Michoacán” (1980), “Diego et
Frida: una gran historia de amor en tiempos de la revolución” (2002),

“Voyage a Rodrigues” (1987) y “Las profecías de Chilam Balam o El
sueño mexicano o el pensamiento interrumpido”, entre otros.

El doctor en Letras por la Universidad de Niza recibió su primer
premio a los 23 años de edad (Renaudot) por su obra “Le
procés-verbal”, una obra que definía su literatura existencialista,
próxima a Georges Perec y Michel Butor, admirativa de Michel Foucault
y Gilles Deleuze, según lo califican los expertos.

En sus más de 40 obras, muy diversas por cierto, Le Clézio habla
de sus viajes y de las distintas culturas de América Latina, Africa y
Oceanía.

Una de sus obras más destacadas “Desierto”, (1980), contiene
imágenes de una cultura perdida en el desierto del norte de Africa,
con la descripción de Europa vista por los inmigrantes no deseados.

Aunque no figuraba entre las quinielas de los posibles ganadores
del Nobel de Literatura, la prolífica obra de Le Clézio le ha
merecido otros premios, entre ellos el de la Academia Francesa en
reconocimiento a su labor como escritor ecológicamente comprometido,
lo que deja latente en “Terra Amata”, “Le livre des fuites” y “Les
Geant”.

Su última obra apareció en 2007: “Ballaciner”, que la academia
consideró “un ensayo profundamente personal sobre la historia del
arte cinematográfico y la importancia del cine” en su vida.

Publicó además varios cuentos infantiles, entre ellos “Lullaby”,
en 1980 y “Balaabilou”, en 1985. Sus obras traducidas al español
incluyen “El africano” (2007), “El pez dorado” (1999), “La
cuarentena” (2008), “Diego y Frida” (2002), “El atestado” (1994),
“Onitsha” (1992), “Desierto” (1991), “El buscador de oro” (1987) y
“El diluvio” (1972).

Respecto a su obra “El africano” que presentó en México en abril
de 2007, el autor manifestó que se trata de una obra autobiográfica
que se remonta a la época en la que vivió su padre durante 20 años en
aquel continente.

Considerado el mejor escritor francés viviente en 1994,
Jean-Marie Gustave Le Clézio, en esta obra, incluye en sus relatos
problemáticas y reflexiones familiares, tras haber conocido al
escritor argentino Jorge Luis Borges.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login