Dona Rubén Bonifaz objetos personales al Museo del Escritor.

México, 10 Oct (Notimex).- Un chaleco de brocado; un reloj de
oro; el primer libro que leyó (“Al Polo Norte”, de Emilio Salgari);
el original de “Los demonios y los días” y primeras ediciones de sus
obras poéticas “Calacas”, “As de oros” y “El ala del tigre”, son los
objetos que el erudito Rubén Bonifaz Nuño donó al Museo del Escritor.

El vate veracruzano, quien a casi 85 años de vida afirma que lo
único que le falta por hacer es morir, explicó que la donación de
estos objetos personales representa un gesto de amistad con el
también escritor y director del museo, René Avilés Fabila.

El chaleco con bordado de oro, precisó, lo donó “porque soy el
único hombre decente en este país” y por ser una de las primeras
prendas de vestir que mandó a hacer a su gusto, mientras que el
reloj, también dorado, expresó que representa muchas horas frente a
la máquina de escribir.

“Lo compré en un bazar alguna vez que me sentí rico porque pude
comprar un reloj de oro, había tenido de plata solamente, fue el
primer reloj de oro que tuve y lo usé mucho escribiendo, porque nunca
me quité la ropa para escribir.

“Escribí siempre formalmente por respeto a la máquina y por
respeto a lo que estaba tecleando”, enfatizó el poeta y traductor al
español de clásicos grecolatinos, quien aseveró que siempre se sentó
a escribir con saco, chaleco y corbata.

En una breve e informal ceremonia de entrega, el director del
museo y novelista, René Avilés, calificó al creador del Instituto de
Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de
México (UNAM) como el más grande poeta del castellano.

Resaltó además su faceta como catedrático y uno de los
traductores más destacados de los clásicos griegos, siendo de lo más
sobresaliente su traducción de “La Iliada”, de Homero.

Tras manifestar su agradecimiento por la donación, que ahora se
encuentran resguardados en una vitrina del recinto, Avilés manifestó
que estos objetos van a enriquecer el acervo del museo que desde sus
inicios ha recibido artículos de otros grandes escritores como
Octavio Paz, Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, entre otros.

El también director de la Fundación René Avilés Fabila dijo que
el museo resguarda ya alrededor de 400 primeras ediciones firmadas
por sus autores, entre los que también destacan Carlos Monsiváis,
Elena Poniatowska, Juan José Arreola, Juan Rulfo, Juan Vicente Melo y
Carlos Montemayor.

Además, la biblioteca que lleva el nombre de Bonifaz Nuño
resguarda más de 15 mil volumenes, así como resguarda una colección
de objetos, entre los que se encuentran grabados, caricaturas,
fotografías de escritores nacionales y extranjeros.

Sigue

Dona Rubén Bonifaz. dos. extranjeros

También, máquinas de escribir, plumas fuentes y la mesa del
Centro Mexicano de Escritores por la que pasaron todos los autores
del país, entre otros.

Tras manifestar que el espacio que ocupa actualmente el museo
del escritor es ya muy reducido por la cantidad de objetos que
resguarda, Avilés Fabila dijo que está en espera de la respuesta de
las autoridades culturales para que se les otorgue el Ex Adoratorio
de San Felipe Neri, localizado en el Centro Histórico.

Manifestó que el Museo del Escritor debe estar en el Centro
Histórico de la capital del país por ser el lugar donde se gestó la
cultura en México, desde la época prehispánica y por ser el sitio por
donde han pasado personajes como Agustín Yáñez, Sor Juan Inés de la
Cruz y Jaime Torres Bodet, entre otros.

Avilés Fabila adelantó que en breve se espera la donación de
algunos objetos del fallecido poeta campechano Fernando Sánchez
Mayans, entre los que se encuentra una cajita que le obsequió Xavier
Villaurrutia.

De igual forma, recibirán originales del también fallecido
cuentista mexicano Edmundo Valadés, así como el escritorio donde
trabajó buena parte de su vida.

Rubén Bonifaz Nuño, humanista, poeta, traductor, investigador,
crítico de arte y dibujante, nació en Córdoba, Veracr

You must be logged in to post a comment Login