Reconoce EU decenas de bajas civiles por ataque en Afganistán

Madrid.- Estados Unidos reconoció el jueves que su ataque “erróneo” de agosto pasado en la provincia afgana de Herat dejó muchos más muertos civiles de los que en ese entonces reconoció, aunque las cifras son casi una tercera parte de los 90 contabilizados por la ONU.

El comando del ejército estadunidense en Afganistán presentó este jueves un balance sobre los resultados de la investigación militar del ataque aéreo del 22 de agosto, que causó bajas entre los asistente a una boda.

La investigación, realizada por una comisión especial del ejército y encabezada por el general Michael Callan, concluyó que al menos 33 civiles murieron en el ataque de la aviación estadunidense, 26 más a los siete que reportó en agosto.

El ejército reconoció que sí hubo un mayor número de bajas civiles, en su mayoría mujeres y niños, pero aseguró que no se trató de un resultado intencionado, y que la resistencia del movimiento Talibán, a la que estaba dirigido el ataque, usó a los civiles como escudo.

“La investigación contabilizó aproximadamente la muerte de 22 insurgentes y 33 civiles como resultado de la operación en Azizabad”, destacó el comunicado.

Pese al resultado de la investigación, el mando militar afirmó que se actuó conforme a la reglas militares.

“El uso de la fuerza se dio en legítima defensa, y fue necesario y proporcional a las informaciones de las que se disponía en ese momento”, destacó el comunicado las fuerzas estadunidenses, según un reporte de la televisora árabe Al Yazira.

Imágenes de un video, aparentemente captadas poco después del bombardeo, muestran los cuerpos de al menos 40 personas, entre ellas varios niños y bebés, alineados en una mezquita, envueltos en sábanas o frazadas.

El general Callan aseguró que las fuerzas estadunidenses y afganas planificaron el ataque con base en informaciones “creíbles”, según las cuales un jefe militar y entre 20 y 30 insurgentes se encontraban en la aldea de Azizabad.

El incidente en la occidental provincia de Herat ha causado fuertes críticas del gobierno del presidente afgano Hamid Karzai, que ha exigido a Estados Unidos garantizar la seguridad de la población civil y ser más precavido en sus ataque al Talibán.

De acuerdo con reportes oficiales del gobierno afgano y agencias humanitarias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al menos 500 civiles han muerto en Afganistán en lo que va del año en ataques o enfrentamientos de Estados Unidos contra la insurgencia.

Pide Afganistán ayuda a OTAN para combatir tráfico de drogas

Bruselas.- El gobierno de Afganistán pidió a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ayuda para combatir el tráfico de drogas en el país, al considerar que esa actividad respalda financieramente a la insurgencia talibán.

El conflicto en Afganistán es el tema central que los 26 países de la OTAN discutirán durante dos días en una reunión que inició este jueves en Budapest (Hungría) y en la que participa el ministro afgano de Defensa, Abdul Rahim Wardak.

“El tráfico de droga no es sólo corrosivo para la buena gobernanza, a raíz de su contribución a la corrupción, sino que también financia directamente a la gente que mata a los afganos, estadunidenses y nuestros socios de la coalición”, afirmó el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, cuyo país apoya la petición afgana.

Afganistán produce el 92 por ciento del opio y la heroína consumidos en el mundo, una actividad que, según Gates, resulta en beneficios de entre 60 y 80 millones de dólares anuales para los talibanes.

Gates señaló que no se pretende arrasar cultivos de amapola, única fuente de renta para la mayoría de la población rural del país, sino que el objetivo es desmantelar los laboratorios de procesamiento de droga e interceptar los transportes.

El comandante en jefe de la OTAN, el general estadunidense John Craddock, dijo estar a favor de que las tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán se impl

You must be logged in to post a comment Login