Celebran con “Manon Lescuat” el aniversario 150 de Giacomo Puccini.

* La ópera fue presentada en el Festival Internacional Cervantino

Por Juan Carlos Castellanos C., Enviado

Guanajuato, 13 Oct (Notimex).- Con la soprano chilena Verónica
Villarroel como “Manon” y el cantante mexicano Alfredo Portilla en el
papel de “Renato des Grieux”, la ópera “Manon Lescuat” sirvió para
celebrar el 150 aniversario del natalicio de su autor, Giacomo
Puccini.

La pieza narra la historia de una mujer cuyo amor sucumbe ante
el poder y el dinero. “Manon Lescaut” es la ópera que colocó el
nombre de Giacomo Puccini en la cumbre operística de su época y con
ese precedente fue presentada en el Festival Internacional Cervantino
(FIC) por la Compañía Nacional de Opera.

La dirección corrió a cargo de Guido Maria Guida y su montaje,
en Guanajuato, quedó grabado en la historia del festival.

La puesta en escena aborda las diversas etapas que puede
manifestar un personaje femenino y oscila entre la ingenuidad, el
amor, la vanidad y la desolación.

El escenario del teatro Juárez sirvió para esta función de
aniversario, donde apareció “Manon”, una mujer enamorada, orgullosa e
interesada que muere en la miseria. El autor italiano mantuvo una
relación conflictiva por querer imponer sus ideas a los libretistas
de esta ópera.

Con libreto en italiano de Ruggero Leoncavallo, (1857-1919),
Domenico Oliva, (1860-1917), Marco Praga (1862-1929), Luigi Illica
(1857-1919), Giuseppe Giacosa (1847-1906), Giulio Ricordi (1840-1912)
y el propio Puccini, “Manon Lescaut” está basada en la novela “La
historia del caballero Des Grieux y de Manon Lescaut”, escrita por el
abate Prévost (1697-1763).

La pieza fue estrenada en Turín en 1893 y un año después en el
Gran Teatro Nacional de México. Sin embargo, no se presentaba en este
país desde hace 40 años.

Ahora contó con el acompañamiento de la Orquesta y del Coro del
Teatro de Bellas Artes, con escenografía e iluminación de Enrique
Bordolini.

El diseño de vestuario se debe a la maestra Luciana Gutman, en
tanto la coproducción es del Instituto Nacional de Bellas Artes
(INBA) y el Festival Internacional Cervantino (FIC), que contó con un
presupuesto de siete millones de pesos, se informó al margen de la
presentación.

Sigue
Celebran con. dos. presentación.

Se recordó que con el fin de satisfacer las expectativas del
público aficionado a la ópera, en 1943 se creó la asociación civil
Opera Nacional, organización auspiciada por la banca y el gobierno
mexicano, como una de las primeras instituciones que organizaron con
regularidad temporadas de ópera en el país.

Ese año, Opera Nacional ofreció dos temporadas en el Palacio de
Bellas Artes con obras como “Fidelio”, “Carmen”, “La Bohemia” y “El
barbero de Sevilla”, entre otras. Su última temporada la realizó en
1953, al terminar el patrocinio privado que la sostenía.

Más adelante, en 1948, el Instituto Nacional de Bellas Artes
inició sus actividades formales en el ámbito operístico con una
temporada de la compañía a la que se le dio el nombre de Opera de
Bellas Artes. Aquel año se llevaron a escena obras como “La
Traviata”, “Carmen” y “Orfeo ed Eurídice”.

Hacia 1992, la Opera de Bellas Artes inició un proceso de
modernización para dar mayor calidad artística a sus producciones,
así como para ofrecer un mejor espectáculo al público asistente.

A ello contribuye el sistema de subtitulaje simultáneo en
español, que demuestra su efectividad y utilidad para una cabal
comprensión de la trama.

A la fecha ha estrenado en este país, desde 1992, obras como
“Moctezuma”, de Carl Graun; “Alicia”, de Federico Ibarra; “Florencia
en el Amazonas”, de Daniel Catán e “Idomeneo”, de Wolfgang Mozart, y
realizado importantes reposiciones de óperas como “Electra”, de
Richard Strauss; “La Favorita”, de Gaetano Donizetti; “Turandot”, de
Puccini y “Nabucco”, de Giuseppe Verdi.

De la misma forma, “Tata Vasco”, de Bernal Jiménez; “Cosi fan
tutte”, de Mozart; “Tristán e Isolda”, de Richard Wagner, “L”italiana
in Alge

You must be logged in to post a comment Login