Centroamérica tropical y seductora se promueve como destino turístico

MANAGUA (AFP) – La belleza exótica de su trópico, las ruinas de la civilización maya, ciudades coloniales, artesanías, playas en dos océanos y volcanes, aderezados por la calidez y hospitalidad de su gente, constituyen parte de la oferta con la que Centroamérica busca seducir a los turistas y potenciar la llamada industria sin chimenea.

Bajo la marca promocional ‘Centroamérica tan pequeña… tan grande’, los países de la región intentan colocarse como un “multidestino” turístico a partir de la oferta de la biodiversidad de su fauna y flora, su cultura con reminiscencias mayas, de los chibchas y náhuatl, dijo a la AFP el director de Turismo de Honduras, Ricardo Martínez.

La región recibió el año pasado a 6,8 millones de turistas, que generaron ingresos por unos 6.900 millones de dólares, y se ofrece al visitante como una región del mundo “ambientalmente limpia” por sus bosques, según funcionarios de turismo.

No obstante, hay algunas debilidades sobre las que deben trabajar con mayor énfasis para potenciar esta actividad económica, como una mayor inversión pública para promocionar el turismo e integrar las distintas ofertas turísticas tales como volcanes, playas, ciudades coloniales, añadió Martínez.

El objetivo es impulsar el desarrollo del sector a partir de la pequeña y mediana empresa, que conforman el 60% de este sector, y pueden servir como vehículo para sacar a la región de la pobreza, explicó el funcionario.

La crisis financiera que afecta a Estados Unidos y Europa, es considerada por las autoridades del sector como “una oportunidad” para potenciar al turismo con una oferta variada y menos precios que otros mercados tradicionales. “No tengamos miedo a la recesión (…) que está afectando a los más ricos y a sus excedentes (monetarios), lo cual no ha incidido en la cancelación de solicitudes de turistas ni llegada de cruceros”, dijo Martínez.

“La industria del turismo no está sufriendo por la crisis” y los turistas de esos países inmersos en ella “lo van a hacer a destinos como Centroamérica, que ofrece una diversidad cultural y ecológica”, estimó Martínez, también miembro del Consejo Centroamericano de Turismo.

Centroamérica, con 522.000 kilómetros cuadrados, en el centro del continente tiene mucho por ser descubierto desde Guatemala hasta Panamá, y el turista puede disfrutar de la naturaleza salvaje de sus bosques, la aventura de escalar sus montañas, volcanes o del sol y la playa.

Guatemala es un destino cultural con una población mayoritariamente indígena, con 23 grupos étnicos en la que sus tradiciones y costumbres “aún se guardan” y es una forma de vida, declaró el empresario holandés Patrick E. Vercoutere, presidente de la Cámara de Turismo en el occidente del país.

Según el calendario maya, en el año 2012 el mundo se va a acabar y ese es otro motivo de atracción para el turista que busca adentrarse en esa rica cultura que tiene su máxima expresión en las pirámides de Tikal.

Seguir la ruta de esta ancestral cultura conduce a las ruinas de Copán, en el norte de Honduras, que también propone los arrecifes de coral o adentrarse en la biósfera del Río Plátano o bucear en las islas del Caribe, dice Eva Cruz, del circuito turístico de Colosua.

Nicaragua con sus lagos y volcanes, algunos de ellos en plena actividad magmática, son un atractivo para la aventura o sus ciudades coloniales de León y Granada, un paseo obligado para cualquier visitante.

Costa Rica, con una oferta semejante, es el país que tiene una actividad más pujante de la región.

You must be logged in to post a comment Login