Kundera niega haber denunciado a ex disidente ante régimen comunista

PRAGA (AFP) – El escritor checo Milan Kundera calificó el lunes de “puras mentiras” la acusación de que en 1950 denunció a uno de sus compatriotas ante la policía del régimen comunista checoslovaco, tras la publicación de un proceso verbal del Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios.

“Estoy sumamente indignado por las informaciones divulgadas por la revista checa ‘Respekt’ y difundidas por la prensa internacional. Rechazo de la manera más firme esas acusaciones que son puras mentiras”, escribió el autor de la célebre novela “La insoportable levedad del ser”, entre otros libros, en un breve comunicado transmitido por su editorial francesa Gallimard.

El Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios publicó el lunes en su sitio internet un informe de la policía comunista checoslovaca en el que figuraba una deposición hecha el 14 de marzo de 1950 por Milan Kundera antes del arresto de uno de sus compatriotas, Miroslav Dvoracek, un desertor que luego fue condenado a 22 años de prisión.

Poco antes, en una entrevista telefónica con la agencia de prensa checa CTK, Kundera, de 79 años, que no había hablado con periodistas desde hacía muchos años, había declarado que “esta información me ha tomado totalmente desprevenido, no me la esperaba para nada, no sabía nada de ella y lo que se afirma no sucedió”.

Según la revista checa Respekt, en su edición del lunes, en 1950 Kundera hizo una denuncia ante la policía comunista checoslovaca que terminó con la condena a 22 años de prisión de un hombre.

“Hoy, hacia las 16H00, un estudiante, Milan Kundera, nacido el 1 de abril de 1929 en Brno (…) se presentó en este departamento para informar (que una estudiante debe reunirse al anochecer con un tal Miroslav Dvoracek). Este último al parecer desertó del servicio militar y estuvo en la primavera del año pasado en Alemania, donde entró ilegalmente”, indica el informe de policía 624/1950, extraído de los archivos del Ministerio del Interior.

El facsímil del proceso verbal 624/1950 fue puesto en la página del sitio www.ustrcr.cz del citado Instituto, creado en 2007 para esclarecer la historia del ex país comunista a partir de los archivos del ministerio del Interior y de la policía secreta.

Detenido en el lugar de la cita, Dvoracek, un piloto que trabajaba como agente de un servicio financiado por los norteamericanos, fue condenado a 22 años de prisión, luego que se pidiera para él la pena de muerte.

Ya en prisión, el condenado fue enviado a trabajos forzados en una mina de uranio, como muchos presos políticos de la época. Al cabo de 14 años, en 1963, fue liberado, cuando Milan Kundera acababa de publicar “Risibles amores”, libro con el que dio los primeros pasos hacia la notoriedad, según Respekt.

Milan Kundera, que tenía 21 años en el momento de los hechos, no conocía personalmente al denunciado, pero había escuchado hablar de la cita a través de una tercera persona, según la investigación realizada por Adam Hradilek, el autor del artículo.

Hradilek, que trabaja en el Instituto de Estudios de Régimenes Totalitarios, encargado de la gestión de los archivos comunistas, se topó casualmente con el nombre de Kundera al expurgar los archivos relacionados con la historia que le había contado la estudiante que tenía cita con el piloto.

Esta última vivía culpabilizada por el arresto de su amigo, indica Respekt.

Dvoracek, un piloto checo, dejó Checoslovaquia en 1948 tras la toma del poder por los comunistas. Hallándose en un campo de refugiados, en Múnich, fue reclutado por un servicio de inteligencia checoslovaco financiado por Estados Unidos, el que lo hizo volver a su país para trabajar como correo.

Miroslav Dvoracek, hoy con 80 años, abandonó su país para instalarse en Suecia, donde recientemente sufrió un ataque cardiaco.

Después de haber sido un ferviente comunista, Milan Kundera ingresó en los años 60 en las filas de los reformistas. Tras el aplastamiento de la Prima

You must be logged in to post a comment Login