CAN pide flexibilización a la UE en libre comercio para salvar negociaciones

GUAYAQUIL, Ecuador (AFP) – Los presidentes andinos solicitarán a la Unión Europea, afectada por la crisis mundial, que flexibilice sus exigencias comerciales para salvar un Acuerdo de Asociación entre los dos bloques, según acordaron al término de una cumbre relámpago en Guayaquil.

Los jefes de Estado esperan reunirse a la brevedad con la Unión Europea (UE) para extenderle una solicitud en tal sentido, que permita descongelar las conversaciones, dijo el mandatario Rafael Correa, que ejerce la presidencia pro témpore de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

“Se decidió pedir una reunión urgente al más alto nivel con la UE porque es cierto que no ha habido concreciones al respecto”, sostuvo el jefe de Estado tras una reunión de dos horas que calificó “de bastante positiva”.

Además del capítulo comercial, el Acuerdo Asociación prevé cooperación para el desarrollo y diálogo político.

En ese encuentro “vamos a plantearle a la UE que la única posibilidad de seguir negociando en bloque es permitiendo un acuerdo flexible”, en que Bolivia y Ecuador puedan “adherirse o no a ciertos segmentos del pilar comercial”, indicó.

Correa expresó su confianza en un “tratado de comercio justo” que sea flexible en temas espinosos como propiedad intelectual y compras públicas.

Las negociaciones están suspendidas desde junio a raíz de las visiones opuestas de los andinos frente a la liberalización de sus economías. El intercambio comercial entre las dos regiones alcanzó en 2007 los 19.811 millones de dólares, lo que significó un aumento del 17% frente a 2006.

Los europeos acogieron una solicitud de Lima y Bogotá -que ya negociaron un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos- para negociar bilateralmente, lo que fue criticado por Correa.

“La respuesta de la UE, al menos para esta presidencia pro témpore, es -por decir lo menos- preocupante”, expresó el mandatario aludiendo a una carta del presidente de la UE, José Manuel Duaro Barroso.

Por su parte el presidente de Perú, Alan García, saludó la flexibilidad de la Unión Europea para explorar por separado un acuerdo de libre comercio, pese a las críticas de sus otros dos socios.

“Creo que las condiciones están dadas. La Unión Europea ha sido suficientemente flexible también para permitir que negociemos en conjunto, pero en distintas velocidades”, dijo García.

Ecuador subrayó su malestar por la intención del bloque europeo de avanzar junto con Perú y Colombia hacia un “acuerdo ambicioso, exhaustivo y compatible con la Organización Mundial de Comercio (OMC)”.

“Es preocupante porque está definiendo a qué clase de acuerdo comercial se quiere llegar: a un tratado de libre comercio, cuando se suponía que el acuerdo con la UE es un acuerdo de diferente naturaleza. Comercial, obviamente, pero también tiene un pilar político y de cooperación para el desarrollo”, recalcó.

Correa insistió en que Bolivia y Ecuador -las economías con menor crecimiento de la CAN- se resisten a una desregularización de los mercados, y que en el caso ecuatoriano la nueva Constitución prohíbe los tratados de promoción que pongan en desventaja a la producción local.

De otro lado, el grupo andino formuló un pedido a Chile para que adhiera plenamente a ese bloque, mientras espera que Panamá y México ingresen como socios.

Asimismo, instruyó a los ministros de Economía para que evalúen los posibles efectos de la crisis financiera mundial.

You must be logged in to post a comment Login