Celebran judíos fiesta de tabernáculos con miles de cabañas

Por Rubén Medina.

Jerusalén.- Miles de cabañas se ven en estos días en las calles de Israel para celebrar la fiesta de “peregrinaje” de los Tabernáculos, con la que los judíos recuerdan su paso por el desierto tras el éxodo de Egipto hace más de tres mil años.

La fiesta, que dura siete días, comenzó este lunes al caer el Sol, como es costumbre en las festividades judías, y se ha traducido para los palestinos en un cierre generalizado de los territorios ocupados por temor a actos de terrorismo por radicales islámicos.

Se trata de una medida preventiva introducida por Israel después de la masacre de la noche de Pascua en 2002, en la que un suicida estalló con sus explosivos dentro de un hotel, matando a 30 personas e hiriendo a otras 200.

De acuerdo a las órdenes de la Comandancia Militar, el territorio de Cisjordania quedó desde el amanecer de el lunes completamente aislado del de Israel durante los siete días que dura la fiesta, y ni siquiera aquellas personas con tarjetas VIP, generalmente empresarios y políticos, podrán cruzar la Línea Verde, la demarcación entre los dos territorios.

Los únicos exentos de estas restricciones serán las personas dedicadas a la ayuda humanitaria y aquellos casos médicos de emergencia que no puedan ser retrasados.

La fiesta de Sucot (Cabañas) representa para los judíos un sinfín de elementos, que se resumen a tratar de inculcar en la persona el significado de “la fugacidad de la vida” y “la fragilidad del mundo material frente al espiritual”, explica a Notimex el rabino Asher Raz.

El principio o hecho histórico en el que se inspira la fiesta es el éxodo de Egipto siguiendo a Moisés, durante el cual los israelitas tuvieron que deambular 40 años por el desierto.

Más adelante, esta fiesta pasó a integrar una de las conocidas como “de peregrinaje” a Jerusalén, junto a la de Pascua y la de “Shavuot”, en primavera.

Eran las tres oportunidades en las que los israelitas, una vez asentados en la Tierra Prometida, debían acudir al Templo de Jerusalén a hacer ofrendas a Dios.

En la actualidad, y sin templo sagrado, la fiesta es una de las más alegres del calendario hebreo, con decenas de festivales infantiles y miles de pequeñas cabañas junto a los edificios.

“Transferimos nuestra vida durante siete días a esa pequeña cabañita: comemos en ella, dormimos en ella, estudiamos en ella. Todo para recordar el Exodo, para darnos cuenta de la fragilidad de nuestras vidas y de lo que verdaderamente es importante en la vida”, señala Raz.

Las cabañas han de tener un ramaje en el techo suficientemente denso como para servir de vivienda, pero que deje ver desde el interior las estrellas, simbolismo de la promesa divina al Patriarca Abraham de que su descendencia se contaría como las estrellas del firmamento.

En el interior, bendiciones enmarcadas, adornos como serpentinas metálicas o frutos colgantes, engalanan las cuatro paredes de un reducto que para muchos niños no tiene más significado que un entretenido juego.

“Nosotros no somos religiosos en absoluto, pero construimos la cabaña por tradición en nuestra terraza y sobre todo para que los niños inviten a sus amiguitos y jueguen allí”, declara Miriam Goldstein.

La de Miriam no es una cabaña “kosher” (apta según las exigencias religiosas más ortodoxas), porque la consistencia del ramaje no es la apropiada y no tiene al menos tres paredes que no sean de cemento, al estar construida en una esquina del balcón.

Las exigencias para la construcción de la cabaña fueron fijadas por expertos y guías religiosos hace cientos y cientos de años, y son dispares también según a la corriente del judaísmo a la que pertenezca cada uno: ortodoxa, conservadora y progresista.

Además, los hay sefardíes, si son descendientes de los judíos expulsados de España en 1492; askenazíes, si provienen de las comunidades del norte de Europa; o mizrahíes, si sus ancestros nacieron y vivieron en países del mundo árabe.

E incluso las prácticas religiosas pueden verse afectada

You must be logged in to post a comment Login