Denuncia OMS iniquidad en la asistencia médica mundial

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció el martes iniquidades e ineficiencias en la forma en que la asistencia médica es organizada y financiada tanto en los países desarrollados como en los que están en vías en desarrollo.

Margaret Chan, directora de la OMS, presentó esta denuncia en el Reporte de Salud Mundial 2008 en la ciudad de Almaty (antes Alma Ata) en Kazajstán, y agregó que un mundo que está totalmente fuera de balance en este tema, no es estable ni es seguro.

El reporte sobre la Atención Primaria de Salud conmemora el 30 aniversario de la Conferencia de Alma Ata el cual por primera vez colocó a la atención básica de salud como una de las prioridades en la agenda política internacional.

Sin embargo, de acuerdo con el reporte, desde 1978 a la fecha, las desigualdades en materia de acceso a la salud son más marcadas ahora que en aquél entonces.

Desde una perspectiva amplia, el reporte aseguró que hay grandes desigualdades sobre el acceso a la salud en los países ricos y pobres.

Según la OMS, la diferencia de la esperanza de vida entre países de altos y bajos ingresos es de 40 años.

El informe agregó que de los 136 millones de mujeres que darán a luz este año, 58 millones lo harán en condiciones insalubres y ni ella ni su bebé recibirán ningún tipo de asistencia médica.

El gasto en asistencia primaria de salud varía desde los 20 dólares por año por persona a los seis mil y para cinco mil 600 millones de personas de países en desarrollo, más de la mitad del gasto en salud se hace del bolsillo propio, subrayó el reporte.

Las diferencias en el acceso a la asistencia primaria de salud varían entre países y entre ciudades.

Por ejemplo, detalló el documento, en Nairobi la mortalidad de niños menores de 5 años en barrios de clase alta es de 15 por cada mil, en contraste, en un barrio pobre, es de 254 por cada mil.

El reporte subrayó que los sistemas de salud están evolucionando en direcciones que contribuyen poco a la equidad y a la justicia social y no obtienen los mejores resultados sanitarios posibles por los recursos invertidos.

Destacó que los sistemas de salud están demasiado centrados en una oferta restringida de atención curativa especializada y que las tendencias de los sistemas de salud en muchos países son contrarias a una respuesta global y equilibrada a las necesidades sanitarias.

Advirtió que la falta de acceso equitativo, los gastos empobrecedores y la pérdida de confianza en la atención de salud que provocan supone “una amenaza para la estabilidad social”.

Chan señaló que debido a la crisis financiera global a la que nos enfrentamos este es el mejor momento para volvernos a centrar en la importancia de la atención primaria de salud y darle de nuevo la importancia que merece.

La alta funcionaria destacó que el uso efectivo de las medidas preventivas de salud puede reducir la carga económica global de enfermedad en un 70 por ciento.

Se debe abordar el tema de salud desde un punto de vista holístico, afirmó Chan, en el que es tan importante la prevención como la curación.

En su informe, la OMS recomienda que para abordar la desigualdad al acceso de salud los Estados deben crear reformas en pro de la cobertura universal y llevar a cabo reformas en la prestación de servicios para conseguir sistemas de salud basados en las personas.

Por otra parte sugiere mejorar el liderazgo para que las autoridades sanitarias sean más confiables, sobre todo en países de bajos ingresos.

Por otra parte el informe subrayó que “la naturaleza de los problemas sanitarios está cambiando en un sentido poco previsible y a un ritmo totalmente inesperado”.

Indicó que el envejecimiento de la población, las consecuencias de la mala gestión en los procesos de urbanización y la globalización aceleran la propagación de enfermedades transmisibles a nivel mundial.

Además, agregó, se incrementa la carga de trastornos crónicos y no transmisibles como enfermedades del corazón, cáncer, diabetes o asma

You must be logged in to post a comment Login