Pide obispo mexicano al Vaticano respetar culturas indígenas

Ciudad del Vaticano.- El prelado mexicano Enrique Díaz Díaz pidió el lunes al Vaticano evite condenar o destruir las culturas indígenas de América Latina, y denunció poco interés en la Iglesia Católica por comprender a esos pueblos.

Díaz, obispo auxiliar de San Cristóbal de las Casas, en el sureño estado de Chiapas, advirtió que no puede cumplirse la palabra de Dios sin respetar los derechos humanos o defender a los oprimidos y a cuantos sufren, en especial los aborígenes.

Estas consideraciones las pronunció durante los trabajos de la XII asamblea general del Sínodo de los Obispos, la máxima cumbre episcopal del mundo que inició el pasado 5 de octubre y se extenderá hasta el día 26.

Reveló que “en muchos lugares del continente” inició ya una relación entre las sagradas escrituras y las culturas originarias además de ponderar que la Biblia “es muy cercana” a las concepciones y cosmogonías de la vida rural común.

Según el eclesiástico existen “muchas posibilidades” de encuentro con los indígenas pero es necesario comprender que se trata de culturas diferentes con quienes el camino apenas inició.

“Es necesario recorrer (este sendero) teniendo cuidado en no condenar lo que no se comprende, para aclarar y valorar la palabra revelada, para no destruir culturas y encarnar realmente el evangelio en nuestros pueblos”, estableció.

Díaz denunció también la “escasa traducción católica” de la Biblia a los idiomas indígenas además de que “muy poco se ha buscado una comprensión de su cultura y su concepción”.

El tema de los pueblos originarios del Continente Americano fue también abordado durante las labores del Sínodo por el obispo auxiliar de Potosí en Bolivia, Ricardo Ernesto Centellas Guzmán.

Estableció que la realidad actual demuestra que “la palabra de Dios y las culturas antiguas y modernas son mundos separados o paralelos” lo cual constituye un gran desafío para la Iglesia.

Según el prelado no se puede continuar leyendo la Biblia sin relacionarla con estas realidades, una interpretación desde los más pobres y excluidos que sea capaz de transformar las personas y las estructuras.

“En América Latina se necesita una lectura desde las culturas indígenas emergentes que por siglos han caminado de forma paralela al proceso de evangelización. Urge mostrar al mundo una nueva manera de ser Iglesia”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login