.Promociona Sarah Ferguson su libro infantil “Tea for Ruby”. Festejará 49 años este miércoles y continúa con su campaña contrala obesidad.

México, 14 Oct (Notimex).- La ex duquesa de York Sarah Ferguson,
quien este miércoles cumplirá 49 años y ha sido portavoz de una
organización estadunidense contra la obesidad, promociona en Nueva
York su reciente libro infantil “Tea for Ruby”.

Ferguson es una veterana en la literatura infantil, pues hace
más de una década decidió embarcarse en la aventura de escribir
libros para niños, además de su compromiso con la organización
estadunidense contra la obesidad, “US weight watchers”.

La ex duquesa declaró en mayo pasado a un programa de
televisión, creado para ayudar a las familias británicas a combatir
la obesidad, que sufre de continuas depresiones y no deja de pensar
que está “gorda y fea”.

Sarah, quien regresó a Reino Unido después de 12 años de vivir
en Estados Unidos, reveló que para superar su depresión se da por la
mañana un baño helado que la vigoriza para el resto del día.

La ex mujer del príncipe Andrés, Sarah Margaret Ferguson, nació
el 15 de octubre de 1959 en Londres, Reino Unido, y aunque distaba de
pertenecer a la familia real por su condición social, conocía muy
bien a sus miembros.

Su padre, Ronald Ferguson, era el entrenador de polo de Felipe
duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, y de su hijo el
príncipe Carlos, por lo que ella aprovechaba los momentos en que su
papá estaba ocupado para jugar con el príncipe Andrés, que tenía su
misma edad.

Años más tarde, consiguió un modesto empleo y vivía sola en una
habitación que alquilaba por 30 libras a la semana; pese a que estaba
llena de deudas mantenía relaciones con la alta sociedad.

Con el tiempo, la pasión de Andrés y ella por los caballos los
llevó a reencontrarse; en 1985 fue invitada a la famosa carrera real
de Asot, donde saludó al príncipe, quien reconoció a su amiga de la
infancia y al poco tiempo comenzaron a salir juntos.

El 19 de marzo de 1986, Andrés y su novia plebeya anunciaron su
compromiso; los periódicos señalaron que ella había vivido en unión
libre con su antiguo novio, el famoso corredor de autos Paddy
McNally, pero nadie se incomodó con el dato.

Sigue

Promociona Sarah Ferguson. dos. dato

La pareja se casó el 23 de julio de 1986 en la Abadía de
Westminster, y más de 500 millones de personas a nivel mundial
siguieron el desarrollo de la ceremonia a través la televisión.

Minutos antes de la boda, el novio fue investido como duque de
York, y, como parte del ritual del matrimonio, Sarah le prometió
obediencia, una cláusula omitida por su cuñada, la princesa Diana de
Gales, al casarse con el príncipe Carlos en 1981.

Sin embargo, al poco tiempo de su unión, la prensa británica
empezó a criticar la ropa, cabello alborotado, el peso que iba
ganando y hasta la expansiva personalidad de la nueva duquesa.

Otro escándalo se suscitó cuando aceptó unirse al grupo de
personalidades que posaron sin ropa en aras de ayudar a una
institución creada por Elton John para combatir el Sida.

Ferguson apareció con joyas de Cartier estratégicamente ubicadas
en su cuerpo y con unos zapatos de tacón alto, diseñados por Jimmy
Chop.

Más tarde, decidió alejarse definitivamente del príncipe Andrés,
con quien volvió a vincularse de manera afectivamente a pesar de
haberse divorciado en 1996.

Sarah dejó la elegante residencia de 12 recámaras que aún
compartía con Andrés para trasladarse a un modesto departamento de
cuatro habitaciones junto a sus hijas Beatriz y Eugenia.

Así, puso fin a los rumores de la prensa sensacionalista que
indicaban que la ex duquesa y el príncipe estarían dispuestos a
casarse nuevamente.

En 2007, Ferguson se opuso a que el mayordomo de Lady Di
publicara un libro de intimidades de la fallecida princesa.

Mientras tanto, sigue apoyando proyectos que benefician a
instituciones de caridad, realiza campañas contra el sobrepeso y
publica libros para niños.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login