Aprobó Bush a la CIA polémicas técnicas de interrogatorio

El gobierno de George W. Bush aprobó por escrito en dos memorandos a la CIA el uso de técnicas de interrogatorio, entre ellas el polémico ahogamiento simulado a terroristas sospechosos, reveló el miércoles The Washington Post.

Directivos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), presionaron a la Casa Blanca en repetidas ocasiones para una “aprobación de directrices” por escrito, ante la posibilidad que el gobierno se distanciara de la aplicación de dicha política, según el diario.

“Los memorandos clasificados, los cuales no habían sido previamente dados a conocer, fueron requeridos por el entonces director de la CIA, George J. Tenet, más de un año después de comenzar los interrogatorios secretos”, de acuerdo con el Post.

Hasta el mes pasado, la administración Bush nunca había hecho público que sus funcionarios sabían acerca del uso de técnicas especiales como el ahogamiento simulado (waterboarding), lo que en su momento desató una polémica en el Congreso al ser vista como una forma de tortura.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, confirmó el mes pasado a congresistas que la CIA le había informado, tanto a ella cuando fungía como la consejera de Seguridad Nacional, como al vicepresidente Dick Cheney, sobre el programa de interrogatorio.

De acuerdo con ex funcionarios de inteligencia, Tenet estuvo de acuerdo con las técnicas desarrolladas por agentes de la CIA, después de la captura de Abu Zubaida, alto operativo de Al-Qaeda que se negó a cooperar durante los interrogatorios.

“No queremos continuar al menos que nos digas por escrito que se trata de algo, no sólo legal, sino también de una política de la administración”, citó el diario a un ex agente de inteligencia.

De acuerdo con fuentes presentes en las reuniones, Tenet parecía más preocupado por proteger a sus subordinados que en vender una política que ya los abogados de la administración habían autorizado.

Por otro lado, el diario cita la versión de un oficial de la administración que atestiguó los hechos: “La CIA tenía arrinconada a la Casa Blanca” aduciendo que era la única manera de obtener información.

De acuerdo con dicha fuente, la CIA argumentó que otro ataque era inminente lo cual ponía a los principios en una posición de “extrema dificultad” y presionaba para decisiones rápidas.

Sin embargo, un “memorando de notificación” fue firmado por el presidente Bush el 15 de septiembre del 2001, dándole a la agencia amplia autoridad para emprender una guerra contra Al-Qaeda incluyendo el asesinato y captura de sus miembros pero no indicaba como deberían ser manejados los cautivos durante interrogatorios.

En la primavera de 2004, Tenet pidió por segunda ocasión una confirmación por escrito a la Casa Blanca ante las crecientes preocupaciones de altos oficiales de la CIA de que los interrogatorios pudieran ser una forma de tortura.

Pero fue hasta mediados de julio del 2004, cuando la CIA recibió el memorado de la administración Bush respaldando el programa de interrogatorios, para entonces George Tenet ya había renunciado a la agencia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login