Carta al director: Elecciones 2008: Católicos, aborto y redadas

Como siempre en cada ciclo electoral surgen sectores religiosos – tanto católicos como evangélicos – que asustan a los fieles sobre el aborto como el único asunto que se debe tomar en cuenta a la hora de votar.

Las redadas que dividen a las familias inmigrantes, la guerra preventiva, la tortura y detención indefinida de sospechosos de terrorismo y la pena de muerte entran a un segundo plano para esos grupos religiosos.

Así parece demostrar la declaración conjunta de los obispos Kevin Farrell, de Dallas, y Kevin Vann, de Fort Worth, ambos en Texas. Haga un clic aquí para leer la declaración conjunta y aquí para el artículo.

Esos sectores conservadores religiosos influyeron en la elección del presidente George W. Bush en 2000 y su reelección en 2004 porque es “pro-vida” y defiende una “cultura de la vida”.

Hay que recordar que estamos eligiendo un presidente, no a un líder religioso.

Sin embargo, esos grupos religiosos no denunciaron con la misma energía la invasión de Irak considerada como “inmoral” por el ya fallecido Papa Juan Pablo II ni tampoco la tortura en Abu Ghraib y Guantánamo condenada por grupos de derechos humanos internacionales.

Tampoco dijeron mucho sobre la reciente ejecución de un mexicano y hondureño en Texas ni tampoco condenaron con el mismo vigor las redadas.

La criminalización de la joven mujer y su médico no es la única solución para terminar el aborto. Recordemos el elevado número de abortos en América Latina pese a su penalización.¿Quién es responsable de esa situación? ¿Dónde están las iglesias?

La solución al aborto es combatir la pobreza, vencer el machismo, promover programas de adopción y apoyar la educación sexual. Puede haber muchas leyes, pero si no hay programas de ayuda, el aborto siempre se hará a escondidas.

Como la adúltera que Jesús salvó de ser apedreada por los doctores de la ley, la penalización de la joven embarazada o del inmigrante indocumentado es la cultura de la condena y no de la compasión ni la misericordia que predica el cristianismo.

En esta época electoral hay que poner en una balanza todos esos temas y sufragar de acuerdo a la conciencia de cada votante. Temas como la guerra en Irak, la protección del medio ambiente, el rechazo de la tortura, el fin de las redadas y la pena de muerte también deben considerarse.

Y en el tema del aborto hay que pensar en proteger siempre la vida del no nacido y de la madre cuya salud esté en peligro o que haya sido victima de incesto o violación.

David Maza

You must be logged in to post a comment Login