Causa polémica en Italia sistema de "clases" para inmigrantes

Roma.- La propuesta de la gubernamental Liga del Norte, ya aprobada en primera instancia por la Cámara de diputados italiana para un sistema escolar de clases “diferenciadas” a alumnos inmigrantes fue rechazada el miércoles por la oposición y exponentes oficiales.

La moción de la Liga del Norte, conocida por sus posiciones xenófobas, plantea la creación de “clases puente” para los niños que no hablan bien el italiano, para garantizar su inserción en el grupo correspondiente.

“Espero que la moción de la Liga, votada el martes en el aula (de los diputados) no sea transformada en ley y que la centroderecha comprenda el error que sería crear clases diferenciadas por pertenencia étnica o cultural”, declaró Piero Fassino, dirigente del opositor Partido Democrático.

Para el líder de la oposición, Walter Veltroni, el fenómeno de la inmigración ilegal se combate mediante acuerdos con los países de los que salen los inmigrantes.

El diputado Pierfelice Zazzera, del opositor partido Italia de los Valores calificó a la propuesta de la Liga como “una moción humillante, que atiza el viento de la intolerancia y que no va en la dirección de la integración y de la inclusión, sino que crea muros, divide, excluye, segrega”.

Pero también exponentes de la coalición oficial, como la diputada Alessandra Mussolini o el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, se pronunciaron en contra de la iniciativa.

“Pese a que somos conscientes de la problemática de integración debido al idioma y a la diferencia cultural de los alumnos extranjeros, consideramos fundamental para una verdadera integración la posibilidad de establecer un intercambio del saber”, dijo Mussolini.

Pidió a la ministra de Educación, Maria Stella Gelmini, “evaluar con mucha atención la posibilidad de crear clases de transición que podrían dar lugar a diferencias entre los estudiantes susceptibles de ser transformados en ciudadanos socialmente desiguales”.

Alemanno, pidió tiempo, aunque descartó que de parte del Parlamento haya una intención discriminatoria.

Para el secretario general de la Cgil, el principal sindicato italiano, Guglielmo Epifani “una división tan neta entre los niños que hablan italiano y aquellos que no lo hablan aún correctamente recuerda aspectos oscuros del apartheid”.

“Esta medida es la enésima demostración de la intolerancia racial que caracteriza a la derecha en el gobierno”, dijo.

La iniciativa, que aún debe ser discutida por el Parlamento antes de convertirse en ley, establece que los niños hijos de inmigrantes superen exámenes antes de poder entrar a la escuela.

Aquellos que no aprueben tales exámenes serán desviados a las llamadas “clases puente”.

Según datos oficiales, al pasado primero de enero en Italia había 767 mil menores inmigrantes.

La iniciativa de la Liga fue también rechazada por los comités de estudiantes y profesores que desde hace días se han movilizado contra la reforma educativa del gobierno, que prevé recortes de presupuesto y despido de personal.

Los inconformes convocaron para esta noche actos y movilizaciones en escuelas y universidades de todo el país.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login