Dólar fuerte

En medio de la turbulencia financiera de las últimas semanas, el dólar estadounidense está experimentando un alza contra algunas monedas principales, tales como el euro y el dólar canadiense. El tipo de cambio del dólar se está moviendo en dirección opuesta a la de la economía de Estados Unidos.

Desde mediados del verano, frente al euro, el dólar ha vuelto al nivel que tenía hace un año, cuando empezó a bajar, convirtiendo a las exportaciones en la principal fuente de crecimiento de la economía estadounidense. Por ejemplo, durante el segundo trimestre de este año, la economía estadounidense creció a una tasa sorprendente de 2,9 por ciento, debido primordialmente a la creciente competitividad de las exportaciones. No obstante, en medio de la actual turbulencia, esta contribución positiva de las exportaciones al crecimiento económico será eliminada por la reciente apreciación del dólar.

En contraste, la apreciación del dólar está contribuyendo a sostener la tendencia decreciente de los precios de las materias primas, una noticia positiva opacada por la turbulencia financiera. Desde julio, los precios del petróleo han caído debajo de 90 dólares, con la consecuente reducción en el precio de la gasolina y de la amenaza de inflación.

Lo que explica la apreciación del dólar es la percepción de que los valores emitidos por el gobierno estadounidense todavía son menos riesgosos que otros activos. Como lo ilustra la reciente compra de bonos del Tesoro a treinta días, la cual empujó su rendimiento a casi cero.

Es difícil anticipar cuánto durará la fortaleza del dólar. Las causas subyacentes de su debilidad, tales como el saldo comercial negativo y la desaceleración de la economía estadounidense, no han desaparecido.

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login