Huelga de hambre en Los Angeles contra redadas de indocumentados

Por José Romero Mata.

Los Angeles.- La mayor huelga de hambre en Estados Unidos fue iniciada el miércoles por más de 70 inmigrantes en demanda de que cesen redadas y un millón de electores latinos se comprometan a votar el próximo cuatro de Noviembre.

La acción fue iniciada este día en la Placita Olvera, el lugar en donde fue fundada la ciudad de Los Angeles y en ella participan activistas, lideres, religiosos, estudiantes y residentes de diversas naciones. Para algunos será ayuno y para otros huelga de hambre al ingerir sólo líquidos por 21 días, hasta el día de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Los activistas y organizadores dijeron que esperan la solidaridad y que se sumen mas huelguistas a partir de este día en que se apostaron en casas de campaña en un costado de la placita Olvera, cerca de Union Station.

Los huelguistas llamaron al fin de la opresión y persecución para inmigrantes indocumentados en una de las más grandes crisis de derechos humanos tanto para la comunidad y sus familias.

Los activistas indicaron que esta acción imita los ideales de César Chavez y Gandhi en un acto que llama a la comunidad latina a votar en una cifra sin precedentes a los comicios.

“Ayuno para nuestro futuro” mostraba un cartel que se colocó en un improvisado templete en donde dio inicio de manera formal el ayuno que fue bendecido por el sacerdote de la iglesia de la Placita, Richard Estrada.

“Este es un día histórico porque con esta protesta nos estamos acordando de los que han caído por la justicia en este país”, resaltó el padre Estrada, antes de bendecir a huelguistas que se pusieron de rodillas.

“La huelga no se terminará hasta que no se haya recabado el millón de firmas de compromiso para impulsar el voto latino que deberán suscribir nuevos votantes a los que estamos llamando a tomar una posición”.

En los próximos día se sumarán a los huelguistas en ayuno las dirigentes Dolores Huerta, cofundadora del mayor sindicato campesino en Estados Unidos, la UFW y la líder de la Federación del Trabajo de Los Angeles, Elena Durazo.

Varios de los huelguistas comentaron que su decisión de participar en este evento fue en solidaridad con millones de inmigrantes que están viviendo bajo el azote del miedo y el temor.

“Este acto lo estamos haciendo porque no podemos seguir permitiendo que nos traten como terroristas, ladrones o delincuentes. No venimos a robarles venimos por el trabajo nada más”, afirmó un estudiante.

El trabajador Oscar Medina por su parte manifestó que es necesario acabar con la injusticia de deportaciones. “A mi novia la tienen detenida en migración. La arrestaron junto con mis amigos y por ellos estoy aquí”, señaló.

El sacerdote de la Iglesia metodista de la Placita, Abel Lara, dijo que los ayunos se dan en tiempos de tragedia y de injusticia y para llamar la atención publica hacia la tragedia y esta simboliza que la gente tiene una carga grande y que algo tiene que cambiar.

“El ayuno es parte importante en nuestro movimiento y el valor del ayuno puede ser ampliado de lo personal a lo social para terminar con la injusticia social”.

A las diversas organizaciones pro inmigrantes se unieron estudiantes de escuelas del condado de Los Angeles, los colegios de Claremont, LMU, Azusa Pacific y otros colegios comunitarios de Los Angeles.

Antes de finalizar, los huelguistas hicieron un juramento simbólico al recordar su promesa de históricas marchas del 2006 cuando en aquella ocasión se gritó “Hoy marchamos, mañana votamos y en tres semanas lo cumpliremos”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login