Advierte FAO encarecimiento de alimentos por biocombustibles

Roma.- La producción de biocombustibles supondría en los próximos 10 años un aumento de 12 por ciento del precio del maíz, cinco por ciento del trigo y 15 por ciento el de los aceites vegetales, dijo el jueves el director general de la FAO, Jacques Diouf.

En su discurso para la ceremonia del Día Mundial de la Alimentación, Diouf señaló asimismo que solamente se ha abonado 10 por ciento de los 22 mil millones de dólares prometidos por los países participantes en la pasada cumbre sobre seguridad alimentaria.

El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recordó que el Día Mundial de la Alimentación de este año tiene como tema “La Seguridad Alimentaria Mundial: los desafíos del cambio climático y la bioenergía”.

“Las consecuencias del cambio climático podrían ser trágicas para el continente africano, que alcanzará los dos mil millones de personas en los próximos 40 años”, afirmó.

“El cambio climático probablemente contribuirá también a elevar la migración a los países más ricos y el aumento del nivel de los mares podría obligar a numerosas comunidades que viven en las tierras bajas costeras y en los deltas a emigrar a zonas más elevadas”, apuntó. Diouf destacó que ante el aumento de los precios del petróleo y el gas, la bioenergía se ha vuelto una forma de energía más competitiva.

Pero, añadió, el efecto del desarrollo de los biocombustibles por encima del nivel de 2007 podría determinar en los próximos 10 años un aumento de los precios del maíz, trigo y aceites vegetales.

Recordó además que debido a la crisis alimentaria, en 2007 llegó a 923 millones el número de personas desnutridas, lo que representa un incremento de casi 10 por ciento respecto a 2006.

Advirtió que la crisis alimentaria puede todavía poner en peligro la paz y la seguridad mundiales y destacó que en la cumbre sobre Seguridad Alimentaria Mundial de junio pasado, los asistentes reafirmaron la necesidad de producir más e invertir mayores recursos en la agricultura.

“Pese al entusiasmo de los discursos y los compromisos financieros anunciados por muchos países, sólo una ínfima fracción de lo que se prometió se ha abonado, alrededor de 10 por ciento de los 22 mil millones de dólares anunciados”, dijo. Diouf reconoció que la actual situación internacional marcada por una grave crisis financiera no facilita las cosas.

“El número de personas desnutridas, en lugar de disminuir, conforme los objetivos de las Cumbres Mundiales sobre la Alimentación y del Milenio, ha aumentado en 75 millones en 2007 y esta cifra podría continuar incrementándose en 2008”, apuntó.

Dijo que la solución estructural al problema de la seguridad alimentaria en el mundo reside en el aumento de la productividad y la producción de los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login