Aumentan signos de ralentización económica en Canadá

Por Alberto Rabilotta. Corresponsal

Montreal, 16 Oct (Notimex).- Las bajas que registra Canadá en la
producción industrial, en los precios de las casas y las materias
primas, que constituyen el principal rubro de exportación del país,
son signos de una ralentización de la economía canadiense.

La agencia Estadísticas Canadá informó este jueves que las
ventas manufactureras de agosto en dólares corrientes registraron una
baja de 3.7 por ciento respecto a julio, lo que borró los aumentos de
los dos meses precedentes.

En dólares constantes -descontando la inflación- la baja de
agosto pone el valor de las ventas en el mismo nivel de diciembre de
2007.

Esta disminución refleja el comienzo del rápido descenso en los
precios del petróleo y combustibles fósiles, y su efecto en los
destilados y derivados de uso industrial, cuyas ventas cayeron 7.7
por ciento en agosto pasado.

Pero el bajón refleja también el desplome de precios en los
metales de primera transformación (-13.4 por ciento) y la caída de la
demanda estadunidense en automotores (-4.3 por ciento).

La Asociación Canadiense de Bienes Raíces informó también este
jueves que en septiembre bajaron 6.2 por ciento los precios de las
casas en todo Canadá, con disminuciones acentuadas en los mercados
que más alzas tuvieron, como Vancouver y Toronto.

Un análisis de los economistas Meny Grauman y Avery Shenfeld de
CIBC World Markets señaló, por otra parte, que los temores de una
recesión global están “martillando” como nunca antes los precios de
las materias primas, los commodities.

El índice de precios de las materias primas CRB ha sufrido una
baja de 25 por ciento desde el nivel récord de julio, reflejando “las
más sombrías predicciones” de los inversores en materia de recesión.

En la última recesión global, del 2000, los índices para
materias primas del Fondo Monetario Internacional solo bajaron 17 por
ciento.

Esta caída de precios de los commodities, según los analistas
canadienses, se reflejará en más depreciaciones en el valor y el
volumen de las exportaciones, e incluso con dismibajas en las
importaciones.

En el sector bursátil canadiense el índice S&P/TSX de la Bolsa
de Valores de Toronto perdió ya 41 por ciento -hasta el mediodía de
este jueves- respecto al tope alcanzado a comienzos de julio, cuando
llegó a los 15 mil puntos.

El S&P/TSX tardó un año para sufrir una pérdida semejante, según
Grauman y Shenfeld, durante la implosión de la burbuja tecnológica.

La caída bursátil refleja tanto la baja de precio de las
materias primas -metales y energéticos- como la contracción de la
demanda estadunidense -automotores y otros productos industriales-, y
el fin del auge en la construcción residencial a nivel canadiense.

Esta situación repercute en el valor del dólar canadiense, el
loonie, que en las últimas semanas perdió 12 por ciento frente al
billete verde.

Al mismo tiempo hay signos de inversiones y de decisiones
importantes a nivel de empresas que están siendo pospuestas, como la
división de EnCana Corp. -gigante del gas natural y el petróleo- en
dos empresas.

Este es el mensaje que se escucha en las tierras petroleras de
Alberta, donde ya terminó la “hora feliz” del crecimiento y se ha
pasado a la preservación de capital, según el diario Globe and Mail.

El sector forestal y de metales tiene dificultad en encontrar
crédito y a un costo razonable que está congelando proyectos de
inversiones o reestructuraciones con Río Tinto PLC y anunció este
jueves una revisión de sus planes de inversión en Canadá.

Río Tinto, que en el 2007 compró la canadiense Alcan Inc. por
38.1 mil millones de dólares (estadunidenses), está “re-examinando” a
la luz de la baja de precio del aluminio los proyectos de inversión
para expandir sus fundiciones en Colombia Británica y Quebec.

Tony Robson, analista de BMO Nesbitt Burns de Toronto, recordó
que Río Tinto tiene una deuda de 40 mil millones de dólares en un
contexto de probables bajas en las ventas de aluminio, lo que explica
el bajón -la víspera- de 20 por ciento en el precio de sus acciones.

El analista económico David Crane del diario Star de Toronto
publicó este día que habiendo pasado la elección, el gobierno y el
Parlamento deben trabajar en los asuntos urgentes para el país: los
retos inmediatos para la economía que provoca la crisis financiera
global.

Entre los asuntos urgentes, según Crane, está el impacto de esa
crisis en el crecimiento económico y el empleo, y si será necesario
crear un déficit fiscal para invertir en la infraestructura, en la
economía y las necesidades sociales.

O si habiendo prometido no provocar un déficit los políticos
congelarán o cortarán el gasto en los programas nuevos o existentes.

El reelecto gobierno conservador del primer ministro Stephen
Harper anunció por su parte un “plan económico de seis puntos”, muy
general y sin detalles concretos.

El primer punto será “dar los pasos apropiados” para asegurar
que el sistema financiero canadiense no queda en una “desventaja
competitiva” frente las medidas que se toman en Estados Unidos,
Europa y la mayor parte del mundo.

El segundo es una “discusión en la Cumbre Canadá-Unión Europea”
que tendrá lugar a partir del viernes en la ciudad de Quebec, y el
tercero es que el nuevo Parlamento reciba en noviembre una “puesta al
día” de las previsiones económicas y fiscales.

El cuarto punto es la participación de Canadá en la reunión de
ministros de Hacienda del Grupo de los Veinte G-20) y en una ulterior
reunión de ministros de Hacienda del Grupo de los Ocho (G-8), y el
quinto mantener bajo control el gasto del gobierno.

Por último, Harper anunció que discutirá con los primeros
ministros provinciales “una acción conjunta” frente a la crisis
financiera global.

Un informe de Merrill Lynch Canadá dado a conocer la víspera
estimó que el gobierno federal canadiense corre el riesgo, sin
aumentar su gasto, de sufrir un déficit de unos 8.4 mil millones de
dólares en 2009, debido al contexto económico y comercial.

Los primeros ministros de las provincias canadienses tendrán una
reunión el próximo lunes para discutir sobre como enfrentar “el reto
extraordinario y sin paralelo” que representa la contracción
crediticia global, dijo el primer ministro de Ontario, Dalton
McGuinty.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login