Chávez dice que Venezuela "no se va a hundir" pese a que crudo roza 60 USD

CARACAS (AFP) – El presidente Hugo Chávez aseguró que Venezuela “no se va a hundir” pese a que el barril de crudo local rozaba el jueves los 60 dólares, lo cual compromete las importaciones de productos básicos, según analistas, quienes alertan del riesgo de perder al mejor cliente petrolero: Estados Unidos.

“Muchos desean que el petróleo siga bajando para vernos caer, pero Venezuela no se va a hundir, tenemos un sistema consolidado”, declaró el mandatario.

Sin embargo, la visión de los expertos es que Venezuela, importador neto de alimentos y materias primas, tendrá problemas para honrar sus compromisos, aunque recurra a sus reservas internacionales.

“Con un barril por debajo de 70 dólares, las cuentas en la balanza de pagos no salen. Y no se puede dejar de importar alimentos porque la población los necesita, ni materias primas, porque se paralizaría la industria”, declaró a la AFP el ex directivo del Banco Central de Venezuela, Domingo Maza Zavala.

El jueves, la cesta de crudos venezolanos se situaba en torno a los 60 dólares, la mitad que hace tan sólo cuatro meses. Las cuentas de 2008 están garantizadas gracias a los altos precios registrados hasta septiembre pero el problema es 2009.

“Venezuela todavía cuenta con recursos que le pueden dar un cierto respiro, pero esta reducción tan abrupta del precio del barril va a limitar el gasto público y las posibilidades de crecimiento. Venezuela no se hundirá pero sí entrará en crisis”, aseguró el economista Pedro Palma.

Sin embargo, para Roy Daza, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, la reducción de los precios del petróleo no afecta a Venezuela porque el país “ha sido previsor”.

“La realidad es que estamos sentados sobre la base de un mundo que requiere petróleo y somos un país petrolero”, subrayó.

En el presupuesto de 2009, el Estado venezolano ha previsto un barril a 60 dólares, un precio que estará muy ajustado a la realidad y no dará margen de maniobra al gobierno para manejar recursos y usarlos en créditos adicionales.

“El gobierno es optimista y da ánimo a la población pero debería ser responsable y transparente”, opinó Maza Zavala.

Tradicionalmente, ante una caída brutal de los precios del petróleo, los gobiernos venezolanos optaban por devaluar el bolívar, una posibilidad descartada en el proyecto de presupuesto 2009.

En ese caso, Chávez deberá recurrir a las reservas internacionales y a otros fondos, que según datos de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional reunirían en total 70.000 millones de dólares.

“Con todo, se podría aguantar dos o tres años y después habría que recurrir a medidas ‘heroicas’ como una devaluación”, declaró Maza Zavala.

Otra de las cuestiones que provoca zozobra entre los analistas es la posibilidad de que Estados Unidos decida poco a poco prescindir del crudo de Venezuela, de donde recibe diariamente casi 1,2 millones de barriles actualmente.

En su debate del miércoles, el candidato republicano John McCain y el demócrata Barack Obama aseguraron que “en unos 10 años se puede terminar con la dependencia” de Venezuela y Medio Oriente.

“Está claro que Estados Unidos, está decidido a reducir la dependencia energética de Venezuela. Nuestro principal mercado está en peligro y los mercados alternativos como China e India están demasiado lejos y además no tiene por ahora refinerías adecuadas”, estimó el analista petrolero Alberto Quirós Corradi.

Según Palma, Venezuela dejó de ser “un proveedor confiable de petróleo” para Estados Unidos, su mercado natural y ha buscado un “enfrentamiento absurdo” con Washington.

En la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Venezuela propondrá la creación de un banco petrolero “para guardar nuestras reservas”, en vez de enviarlas a “bancos de Estados Unidos”, explicó Chávez.

Si la OPEP rechaza el proyecto, Venezuela buscaría “dos o tres naciones” que respaldaran la idea, como Irán, Ecuador o Rusia.

Oficialmente, Venezuela produce 3,24 millones de barriles al día (mbd), aunque según la OPEP, el país no sobrepasa los 2,33 mbd.

El desplome del petróleo coincidió con la noticia de que Venezuela ultima una compra de blindados y sistemas de lanzacohetes múltiples rusos.

“Es contradictorio con todo lo que está pasando. En lugar de buscar la manera de economizar los recursos, compramos armas. ¿Contra quién van a ser usadas? No tenemos con quién pelear”, ironizó Maza Zavala.

You must be logged in to post a comment Login