Considera prensa carente de sustancia el tercer debate McCain-Obama

Aunque más combativo y con las diferencias entre ambos candidatos más claras, el último debate de John McCain y Barack Obama no ofreció las respuestas que los estadunidenses esperaban en momentos de crisis, consideró la prensa.

El encuentro, a 20 días de que los estadunidenses acudan a las urnas, acentuó las actitudes desplegadas por los candidatos en los dos encuentros anteriores, un McCain a la ofensiva y un Obama frío y metódico, pero quedó corto de sustancia.

En notas y editoriales, los principales diarios estadunidenses coincidieron este jueves en que el debate fue la última oportunidad del republicano McCain para convencer a los electores sobre sus credenciales como un efectivo y confiable jefe del Ejecutivo.

“Este debate pudo haber sido la actuación más fuerte de McCain, pero fue también un ejemplo de cómo Obama ha utilizado los encuentros para mostrar que no sólo tiene el conocimiento de los temas, sino el temperamento y juicio que los votantes están buscando en el sucesor del presidente (George W.) Bush”, señaló The Washington Post.

Al igual que la mayoría de los medios, el Post destacó la agresividad de McCain durante el encuentro y la presencia de “Joe el Plomero”, encarnación del ciudadano medio, cuyas alusiones fueron constantes en los intercambio entre ambos candidatos.

El plomero Joe Wurzelbacher cobró notoriedad al cuestionar a Obama sobre el impacto de su propuesta fiscal durante una asamblea popular celebrada días atrás en Ohio en la que estuvo presente el abanderado demócrata.

The New York Times señaló que en su desesperación por revertir las tendencias que lo colocan debajo de Obama en las preferencias, McCain salió dispuesto a lanzar todo lo que pudo contra el demócrata, en su esfuerzo por presentarse como el mejor candidato.

“Fue la última oportunidad de McCain para generar dudas sobre el carácter y las credenciales de su oponente, lanzándole el lavadero de platos, incluyendo el plomero”, dijo al aludir las veces que McCain hizo referencia a “Joe” para atacar a Obama.

En su editorial principal, el diario criticó el hecho de que aunque McCain ha hecho reiteradas declaraciones sobre la situación de la economía estadunidenses, sus intervenciones carecieron de respuestas precisas al respecto.

“El mayor problema de McCain es que no tiene ideas para solucionar los problemas del país”, dijo el diario.

Al respecto, The Wall Street Journal fue más allá al considerar que el encuentro dejó a los estadunidenses sin un claro sentido de quién es el candidato mejor preparado para conducir al país.

El diario apuntó que aunque no está claro si la estrategia de ataque de McCain dará resultado, “ninguno de los candidatos ofreció las políticas para hacer frente al difícil momento económico”, si bien se inclinó en favor de las propuestas fiscales del republicano.

El USA Today consideró que la actitud agresiva y los ataques de McCain pusieron en evidencia su desesperación para revertir el curso de la campaña, abajo en las encuestas de opinión y perdiendo terreno en los estados que podrían ser claves para definir la elección.

“Peor para McCain es el hecho de que las circunstancias continúan favoreciendo a Obama. McCain goza de credibilidad en asuntos de seguridad nacional, pero Obama tiene la mayor ventaja sobre McCain en asuntos económicos” apuntó el diario en su editorial principal.

El diario reconoció la improbabilidad de que el curso de la elección pudiera cambiar a partir de un debate, si bien consideró que la actuación de McCain fue la mejor de los tres debates.


Critican “confusa” referencia de McCain sobre petróleo canadiense

Montreal.– La emisora pública Canadian Broadcasting Corp (CBC) criticó el jueves la “confusa” referencia que hizo la víspera el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, John McCain, sobre el petróleo canadiense y el TLCAN.

En un análisis del tercer y último debate entre John McCain y el aspirante demócrata Barack Obama, CBC apuntó que “no es claro de dónde McCain tuvo su información sobre la respuesta canadiense” a una eventual renegociación unilateral del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En una de sus intervenciones McCain afirmó que Canadá venderá su petróleo a China si hay una renegociación unilateral del TLCAN.

Al referirse a la posibilidad de eliminar la dependencia del petróleo importado de Medio Oriente y de Venezuela, McCain dijo que se podía seguir dependiendo de las exportaciones de petróleo canadiense.

Pero seguidamente acusó a Obama de querer renegociar de manera unilateral el TLCAN, afirmando que entonces la respuesta canadiense será que “podemos muy bien vender nuestro petróleo a China”.

Para CBC no es claro de “dónde McCain obtuvo la información sobre la respuesta canadiense”, añadiendo que suena más a algo salido de los “blogs” de Internet que de una “declaración oficial de Ottawa”.

En febrero pasado, cuando Obama dijo que quería renegociar el TLCAN para hacer vinculantes los acuerdos paralelos sobre cuestiones laborales y el medio ambiente, el primer ministro Stephen Harper respondió que sería “una mala idea”.

En esa oportunidad Harper opinó que dudaba que fuera aplicada por el futuro presidente estadunidense, pero en el Parlamento declaró que “si algún día cualquier gobierno estadunidense comete el error de reabrir (el TLCAN), nosotros también tendremos algo de lo quisiéramos hablar”.

Harper, subrayó la CBC, no amenazó con desviar hacia China las exportaciones de petróleo, pero el entonces ministro del Comercio Internacional, David Emerson, comentó que Canadá es “el mayor abastecedor de energía de Estados Unidos”.

El TLCAN, destacó Emerson, ha sido la base para la integración de los mercados energéticos de America del Norte.

En el debate el candidato demócrata no respondió a McCain sobre una eventual represalia canadiense, afirmando que creía en el libre comercio pero no en que cualquier acuerdo de comercio era un buen acuerdo y que “el TLCAN no tuvo ni tiene acuerdos laborales y ambientales vinculantes”.

“Lo que dije es que debemos incluir -esos acuerdos paralelos- y convertirlos en vinculantes”, aclaró Obama.

En cuanto a la posibilidad de que Canadá pueda desviar sus exportaciones de petróleo hacia China, los expertos recuerdan que en primer lugar en Canadá no hay política de exportación ni instrumentos para aplicarla.

Las exportaciones de petróleo -tanto como el volumen y destino de esas ventas- son determinadas por las empresas privadas y en segundo lugar Canadá no dispone de oleoductos como para enviar a puertos del Pacífico el petróleo que podría ser exportado hacia China o Asia.

Más aún, el 27 de noviembre de 2006 el gobierno de Harper anunció que “protegerá a Canadá y a los bienes canadienses” de la toma de control por empresas estatales extranjeras o bajo control de Estados extranjeros.

Este enunciado fue interpretado en Canadá y en China como una medida dirigida contra inversiones chinas en los recursos naturales, particularmente en el petróleo.

Dos semanas antes de esta declaración el entonces ministro de Recursos Naturales de Canadá, Gary Lunn, visitó China acompañado por altos ejecutivos de grandes firmas canadienses de la minería y el petróleo para atraer inversiones de empresas estatales y privadas de ese país.

Enbridge Inc. de Calgary, una de las firmas que acompañó a Lunn en la visita a China, anunció en ese momento que la empresa seguía discutiendo con compañías chinas la construcción conjunta de un oleoducto desde Alberta hasta un puerto en Columbia Británica, en el Pacífico canadiense.

Ese proyecto fue abandonado, así como la posibilidad de inversiones importantes de empresas chinas en Alberta para extraer crudo de las arenas bituminosas y destinado a ser exportado hacia China.

Dos años antes, el gobierno liberal adoptó una directiva similar cuando la minera estatal china MinMetals Corp. se interesó en comprar la minera canadiense Noranda Inc., lo que hizo abortar la operación.

La posición canadiense fue relacionada, en ambos casos, con la actitud del gobierno del presidente George W. Bush y, en el caso del petróleo, con la decisión del Congreso estadunidense que en 2006 impidió la compra de la petrolera californiana Unocal Corp por la petrolera china CNOOC.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login