Cuatro países latinoamericanos necesitan ayuda alimentaria: FAO

Roma.- Haití, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, figuran en la lista de las 36 naciones en crisis alimentaria que requieren ayuda externa, afirmó la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En su reporte “El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2008”, la FAO subrayó que a mayo de 2008 un total de 36 países requerían ayuda externa en materia alimentaria.

Detalló que de ellos 21 están situados en Africa, 10 en Asia y Medio Oriente, cuatro en América Latina y uno en Europa. Esas naciones necesitaban asistencia externa ya sea por un déficit excepcional de producción/oferta agregada de alimentos, por la falta generalizada de acceso o por una grave inseguridad alimentaria localizada, indicó la FAO.

El estudio de la FAO alertó que el aumento de los precios de los alimentos y la energía tiene consecuencias para la ayuda y las emergencias alimentarias.

“Actualmente, las facturas de las importaciones de alimentos y los presupuestos para ayuda alimentaria están llegando al límite, debido al aumento de los precios por unidad y a la escalada de los costos de transporte”, indicó.

El organismo de Naciones Unidas enfatizó que el volumen de la ayuda alimentaria en 2007-2008 alcanzó su nivel más bajo desde principios de la década de los años 70.

El reporte señaló que las políticas y subvenciones a los biocombustibles deberían ser reconsideradas con urgencia.

Ello para mantener el objetivo de la seguridad alimentaria mundial, proteger a los campesinos pobres, promover un desarrollo rural de amplia base y asegurar la sostenibilidad medioambiental. “Los biocombustibles ofrecen oportunidades, pero también plantean riesgos. El resultado dependerá del contexto específico del país y de las políticas adoptadas”, dijo el director general de la FAO, Jacques Diouf.

“Las políticas actuales tienden a favorecer a los productores de algunos países desarrollados frente a los de la mayoría de los países en desarrollo”, señaló.

Diouf agregó que el desafío reside en reducir o gestionar los riesgos compartiendo al mismo tiempo las oportunidades de forma más amplia.

Según la FAO, la producción de biocombustibles basada en productos agrícolas creció más del triple entre 2000 y 2007 y ahora supone casi el 2.0 por ciento del consumo mundial de combustibles para el transporte.

Indicó que se prevé que este crecimiento continúe, aunque la contribución de los biocombustibles líquidos (en especial el etanol y el biodiesel) para la energía del transporte, y, más aún, para el consumo energético mundial, seguirá siendo limitada.

Advirtió que la demanda de materias primas agrícolas (azúcar, maíz, semillas oleaginosas) para obtener los biocombustibles seguirá aumentando en la próxima década y quizás más adelante, incrementando la presión sobre los precios alimentarios.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login