Euforia en Chile tras primer triunfo frente a Argentina por eliminatorias

SANTIAGO (AFP) – Chile vivía un jueves de euforia tras el triunfo conseguido frente a Argentina la noche del miércoles por 1-0 en Santiago -el primero en toda su historia en una eliminatoria-, con un equipo que lució sólido y reavivó los sueños de volver a disputar una Copa del Mundo tras doce años de ausencia.

La solitaria anotación que rompió varias décadas de resultados adversos -el último triunfo de Chile ante Argentina en un amistoso había sido en 1973 (3-1)- fue anotada a los 35 minutos por un debutante, el volante Fabián Orellana, llevado ahora a la categoría de héroe.

El triunfo fue celebrado en todo el país hasta la madrugada por eufóricos hinchas que salieron a las calles de inmediato tras el fin del partido jugado en el Estadio Nacional de Santiago, completamente teñido de rojo.

Las celebraciones se concentraron en Santiago sobre la céntrica Plaza Italia, lugar habitual de manifestaciones, hasta donde acudieron unos 5.000 fanáticos, que cantaron y bailaron por varias horas.

La celebración se desarrolló en su mayor parte de forma pacífica, aunque al final la Policía debió intervenir con carros lanza-aguas para dispersar la manifestación, que dejó un saldo de una decena de detenidos por desórdenes y ebriedad.

Hacía años que en Santiago no se celebraba de esa forma un triunfo deportivo, coincidió en señalar este jueves la prensa local, que resaltó además que se trató de una celebración justificada por ser la primera victoria de Chile sobre Argentina en una etapa clasificatoria.

La estadística favorece ampliamente a Argentina, que en el historial general de partidos entre ambos seleccionados, ya sea oficiales o amistosos, tiene una apabullante supremacía en los 78 disputados con 52 triunfos frente a seis chilenos, incluyendo el de anoche.

El desempeño de todos los jugadores fue también resaltado, al igual que el planteamiento y mentalidad que ha logrado imponerle al combinado chileno el técnico de la selección, el argentino Marcelo Bielsa.

Bielsa asumió el cargo en agosto del año pasado, con un sueldo anual de unos 1,5 millones de dólares, el más cuantioso para un técnico en Sudamérica, y una imperiosa misión: volver a meter a Chile a un Mundial después de 12 años y dos bochornosas campañas eliminatorias anteriores.

El comienzo fue pedregoso. De hecho Chile perdió en su debut en Buenos Aires 2-0 frente a Argentina, pero al cabo de 10 fechas el rosarino mantiene a la selección local en la zona de clasificación directa, cuarto con 16 unidades en la tabla general que lidera Paraguay, con 23 puntos.

Pero más allá de los resultados, la prensa chilena ha alabado la “nueva actitud” mostrada por los jugadores locales, que han logrado sobreponerse a dolorosas derrotas, como la del domingo recién pasado en Quito (1-0) o la goleada de 3-0 que en setiembre le propinó Brasil en el Estadio Nacional.

La nueva ‘Roja’ es más agresiva, tiene más garra y a veces se muestra infatigable, de acuerdo a varios comentarios especializados, inusualmente cargados de elogios y optimismo, y donde ya se da por segura la clasificación de Chile al Mundial de Sudáfrica 2010.

You must be logged in to post a comment Login