Ofreció Román Gubern charla sobre los jóvenes “beatniks” de los 50

* En el marco del ciclo “40 años del movimiento estudiantil” de 1968

México, 16 Oct (Notimex).- En los años 50, los medios de
comunicación reflejaron y difundieron reiteradamente el estereotipo
del joven “beatnik” (antiamericano, holgazán y delincuente),
apartándose del perfil rebelde y solitario, relacionado con la
cultura “beat”, aseguró el teórico español Román Gubern.

Durante una charla ofrecida en el Centro Cultural Tlatelolco, el
estudioso del cine, la comunicación y la literatura de la imagen
abordó el tema de la contracultura, término al que definió como una
utopía existencial que no se colmó, sino que por el contrario, dejó
estilos de vida.

Se refirió a ésta como un sistema de valores y estilos de vida
contrapuestos radicalmente a la cultura dominante, percibida como
represiva, paternalista, antihumana, arcaica y ultraconservadora.

En el marco del ciclo “40 años del movimiento estudiantil del
68”, el semiólogo catalán indicó que el término “Beatnik” fue una
palabra inventada en 1958 por el periodista estadounidense Herb Caen,
con el fin de parodiar y referirse despectivamente a la Generación
Beat y sus seguidores.

Indicó que ese término fue difundido ampliamente por los medios
de comunicación, aplicándolo a un estereotipo juvenil distinguible
por la forma de vestirse y arreglarse que se hizo moda, y
relacionándolo con una actitud proclive a la holgazanería, el
desenfreno sexual, la violencia, el vandalismo y las pandillas de
delincuentes.

Gubern, catedrático emérito de Comunicación Audiovisual en la
Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de
Barcelona, señaló que esta contracultura que se forjó a mediados del
siglo XX, tuvo una raíz compleja.

Asimismo afirmó que la contracultura comenzó a tomar auge a
finales de los años 60 y principios de los 70, décadas en las que el
mundo vivió un movimiento de disidencia estudiantil global que
aconteció en ciudades como París, Berlín, Tokio, Nueva York, España y
México.

Dijo que tras este movimiento apareció en los años 50 un
fenómeno cultural importante: el rock and roll.

“El rock no fue sólo música, sino un estilo de vida alternativo
de la juventud norteamericana”, expresó.

Sigue
Ofreció Román Gubern. dos. expresó.

“En esa época, el paisaje musical estaba dominado por la música
melódica, de pronto, ese paisaje confortable, romántico y cálido, se
vio irrumpido por la cultura del rock and roll”, agregó.

Afirmó que otro factor relevante fue el cine, el cual irrumpió
en el mundo occidental con los llamados “nuevos cines”.

“El factor más relevante que explican estos nuevos cines es
posible gracias a la televisión. La televisión que aplaca en casa a
mamá y papá se convirtió en un espectáculo casero en donde se refugia
el público conservador. En tanto, el público joven comenzó a
frecuentar las salas de una forma hegemónica”, agregó.

Sostuvo que los grandes iniciadores de la revolución
contracultural fueron los “beatniks”, forjadores de la identidad
inconformista y, a la postre, cimientos del movimiento hippie.

Abundó que este último movimiento juvenil se caracterizó por la
anarquía no violenta, la preocupación por el medio ambiente y el
rechazo al materialismo occidental.

Comentó que los hippies formaron una contracultura políticamente
atrevida y antibelicista, y artísticamente prolífica en Estados
Unidos y en Europa.

A decir del experto, su estilo psicodélico y lleno de colorido
estuvo inspirado por drogas alucinógenas como el ácido lisérgico
(LSD) y se plasmaba en la moda, en las artes gráficas y en la música
de cantantes como Janis Joplin o de bandas como Love, Grateful Dead,
Jefferson Airplane y Pink Floyd.

Precisó que en un principio el movimiento se generó en Estado
Unidos para luego extenderse a Europa y a todo el mundo. “El origen
fue una reacción a las profundas alteraciones que había producido la
Segunda Guerra Mundial en la sociedad y en la cultura”,

You must be logged in to post a comment Login