Selección argentina entra en crisis y DT Basile es blanco de duras críticas

BUENOS AIRES (AFP) – La selección argentina de fútbol ingresó en un cono de sombras tras la derrota ante Chile (1-0) por las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Sudáfrica-2010, y el mal funcionamiento del equipo derivó en severos cuestionamientos hacia su entrenador, Alfio Basile.

La caída en Santiago significó un duro golpe para los albicelestes, que otra vez fallaron con un rendimiento colectivo paupérrimo, incluso a pesar de contar con figuras estelares como Lionel Messi (FC Barcelona, España) y Sergio Agüero (Atlético de Madrid, España).

Incluso por primera vez hasta se puso en duda el pase al Mundial, más allá de que Argentina está tercera en la tabla, con 16 puntos y todavía en zona de clasificación, porque el pálido rendimiento y los opacos resultados obtenidos hasta aquí no generan optimismo de cara a compromisos más complicados.

El año próximo, Argentina recibirá a Venezuela, Colombia, Brasil y Perú, pero también tendrá visitas de riesgo en la altura ante Bolivia y Ecuador, además de tener que acudir a Asunción ante el líder Paraguay, y cerrar su participación en el clásico rioplatense frente a Uruguay, en Montevideo.

De los cinco encuentros que disputó fuera del estadio Monumental de Buenos Aires, el equipo de Basile sólo ganó uno, ante Venezuela (2-0), mientras que rescató un punto ante Brasil (0-0) y Perú (1-1), y cayó frente a Colombia (2-1) y Chile.

Además, la prensa argentina coincidió en calificar la actuación ante la ‘Roja’, dirigida justamente por Marcelo Bielsa, ex DT de Argentina, como un “papelón”, y reconoció que el triunfo de los chilenos, que festejaron ante los gauchos después de 35 años, podría haber sido por un margen mucho mayor.

El ajustado éxito del sábado pasado ante Uruguay (2-1) le dio un breve respiro a Basile, ya que permitió cortar con una serie de cinco partidos sin triunfos, pero la derrota con Chile volvió a desatar una lluvia de críticas.

Concretamente, al entrenador se le reprocha la ausencia de variantes y recursos tácticos para un equipo que cuenta con jugadores de primer nivel, la falta de identidad y de espíritu para rebelarse ante situaciones traumáticas, y un desorden creciente y generalizado que no encuentra respuestas.

En cuanto a los nombres, también se le criticaba la insistencia en atar su esquema al influjo de Juan Román Riquelme, pero el volante de Boca Juniors no jugó ante Chile y, lejos de observarse una mejoría, el equipo pareció sentir la falta de un referente.

La situación se oscurece aún más porque tampoco se ve el brillo de aquellos que pueden sacar adelante al equipo, como Messi, que aparece perdido en la cancha, sin asumir el papel de jugador desequilibrante que puede cumplir.

El ‘contagio’ alcanza también al ‘Kun’ Agüero y a Carlos Tevez, pero no son los únicos, y solamente el volante Javier Mascherano, por vergüenza, actitud y despliegue, es uno de los pocos que escapan a la debacle generalizada.

“Perdimos y a llorar a la Iglesia”, admitió Basile, que siempre alegó tener poco tiempo de trabajo para armar el equipo, pero Chile, en una situación similar, apareció como la contracara, porque a pesar de tener menos figuras de relieve, exhibió un planteo sólido y eficaz.

Por el momento, la continuidad de Basile no corre riesgos ya que el DT cuenta con el apoyo del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, aunque habrá que ver cómo resiste la catarata de críticas que le deparan la prensa y los fanáticos, desencantados con un equipo que parece no saber cómo, ni a qué jugar.

You must be logged in to post a comment Login