Urgen responder a crisis alimentaria como a la financiera

Roma.- La crisis alimentaria mundial requiere de respuestas urgentes como las que se han dado a la crisis financiera, afirmó el jueves la primera dama de Egipto, Susanne Mubarak, en la ceremonia del Día Mundial de la Alimentación.

“Hemos apenas visto como se pusieron a disposición en tiempo récord 700 mil millones de dólares para salvar a los mercados financieros”, dijo Susanne al participar en la cita en la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“Estas medidas sin precedentes han demostrado que si la causa es considerada muy importante, se encuentran soluciones inmediatas”, señaló.

La esposa del presidente egipcio Hosni Mubarak insistió en la necesidad de encontrar soluciones a largo plazo y no únicamente coyunturales, al tiempo que recordó que el cambio climático representa una amenaza al desarrollo agrícola sostenible.

Susanne fue nombrada “Raia” (guía ilustre) por el director general de la FAO, Jacques Diouf.

Por su parte, la Organización No Gubernamental (ONG) ActionAid urgió a afrontar la crisis alimentaria con la misma rapidez con la que se ha enfrentado la debacle de los mercados financieros.

“Los gobiernos hasta ahora no han demostrado la voluntad política de reunir los fondos necesarios para derrotar al hambre”, denunció Marco De Ponte, secretario general de ActionAid.

“Hoy 923 millones de personas padecen hambre, pero según el Banco Mundial a fin de año podrían ser mil millones”, advirtió.

De Ponte llamó a que el gobierno italiano, que el próximo año presidirá el Grupo de los Ocho (G-8) países más desarrollados, asuma la iniciativa para responder adecuadamente a la crisis alimentaria.

Propone España nueva forma de pensar ante hambruna mundial

Madrid.- La ministra española de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, se pronunció el jueves a favor de “una nueva forma de pensar, un método, una nueva manera de hacer política” ante los problemas del hambre en el mundo.

En un acto celebrado en la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid por el Día Mundial de la Alimentación, Espinosa dijo que esta política debe estar “a la altura de la complejidad y los retos que enfrenta la humanidad”.

El acto bajo el lema “La Seguridad Alimentaria Mundial: los Desafíos del Cambio climático y la Bioenergía”, se organizó bajo el auspicio de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).

Espinosa resaltó que la conmemoración debe ser un día de reflexión y recordó los distintos acontecimientos recientes que han situado en el más alto nivel la preocupación por la alimentación.

Puso como ejemplo la Conferencia de Alto Nivel sobre la crisis alimentaria global celebrada el pasado junio en Roma y el Congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza de la semana pasada en Barcelona.

Destacó que “se necesita con urgencia una nueva forma de pensar, un método, una nueva de hacer política que esté a la altura de la complejidad y de los retos a los que se enfrenta la humanidad”.

Expuso que “esa conciencia colectiva global, deberá construirse con respeto a las culturas locales y que debería ser liderada por lo países que busquen tanto el bienestar propio como el de sus vecinos”.

Recordó que en la confluencia de seguridad alimentaria, cambio climático, conservación de la naturaleza y uso de la energía, existe la obligación de diseñar las políticas nacionales y locales, y contribuir a que las políticas globales sean más eficaces.

Señaló que su ministerio trabaja con la perspectiva territorial y ecológica, que junto con la globalización se han convertido en una circunstancia necesaria no sólo en lo económico, sino en lo humano, en lo político, en lo cultural y en lo social.

“No podemos hablar, como cuestiones separadas entre sí, de la alimentación, de la seguridad alimentaria, de superar los riesgos del cambio climático, de la bioenergía, del crecimiento de la población, del hambre o de acceso al bienestar”.

Crisis no es pretexto para ignorar el hambre: Annan

Londres.- El ex secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, afirmó el jueves Dublín que la crisis financiera internacional no debe ser excusa para ignorar el hambre y la pobreza en el mundo e incumplir los compromisos de la Cumbre del Milenio.

En el marco del Día Internacional de la Alimentación, Annan presidió este jueves en la capital irlandesa una conferencia internacional contra el hambre global, en la que hizo un balance de la crisis global alimenticia, que afirmó, es tan grave como la financiera.

“Es importante que recordemos a los políticos que la crisis de alimentos y el hambre son reales y que requieren ser tratados con la misma urgencia como enfrentamos la actual crisis financiera”, afirmó, según un reporte del diario The Irish Times, en su página web.

Annan reconoció que el mundo enfrenta una grave crisis financiera, que pone en riego la economía global, pero afirmó que esto no debe ser pretexto para dejar de lado el hambre y a quienes viven en pobreza, “para olvidar las metas del milenio”, destacó.

Las palabras del ex secretario general de la ONU hacen alusión a los ocho Objetivos del Desarrollo del Milenio prometidos en el año 2000 por los 191 países miembros de la ONU, entre ellos el de erradicar de la pobreza y el hambre en el mundo en 2015.

“La crisis financiera no puede ser una excusa para la pasividad”, reiteró el diplomático de origen ganés ante unos 200 funcionarios y especialistas de todo el mundo presentes la cita, celebrada en Royal Hospital de Kilmainham de Dublín.

Annan, quien en la actualidad preside la organización no gubernamental (ONG) “Alianza para la Revolución Verde en Africa” dijo que el hambre continúa siendo una principales amenazas del ser humano, principalmente en la naciones más pobres.

Consideró que la escasez y alzas en los alimentos ha atenuado la caída de los mercados y llevado a la actual crisis financiera, pero insistió en que ello no debe ser una excusa, por lo que exhortó a los países ricos a no permitir que empeore la situación.

“Los líderes políticos deben buscar una solución para terminar esta situación. Recordemos que hay casi mil millones de personas en el mundo que no tiene para comer”, destacó el ex jefe de las Naciones Unidas, cargo que ocupó entre 1997 y 2006.

Al igual que los gobiernos y prestamistas internacionales apresuran a inyectar cientos de miles de millones de dólares para salvar a los bancos fracasados, así deben de dar millonarias aportaciones para salvar a Africa de la hambruna, señaló.

Así mismo recordó que la crisis alimentaria global despertó entre la comunidad internacional la necesidad de impulsar el desarrollo agrícola y estimular la agricultura, “no podemos seguir inactivos, debemos hacer algo ahora”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login