Denuncian aumento de agresión contra prensa y grupos cívicos en Nicaragua

MANAGUA (AFP) – Los ataques a grupos cívicos y a la prensa independiente de Nicaragua pasaron esta semana de los insultos a las agresiones físicas por parte de grupos afines al gobierno sandinista, en medio de una creciente polarización política y la pasividad de la policía, denunciaron periodistas y activistas de derechos humanos.

Los opositores dicen que las provocaciones son dirigidas por sandinistas agrupados en los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) alentados por medios oficialistas y el gobierno de Daniel Ortega, quien ha acusado reiteradamente a la prensa y a los grupos cívicos de “vendepatrias”, “oligarcas” y “traidores”.

Ortega “quiere llevar al país al caos, sentar una amenaza, un régimen de terror en cuanto a los medios de comunicación, periodistas, intelectuales y en general a todo nuestro pueblo, advirtiéndoles que el que no piense igual al gobierno está incurriendo en una grave falta”, comentó el jurista y analista Sergio García en un medio televisivo.

En la mira del gobierno han estado ya una decena de periodistas que han sido denigrados, presionados o investigados por medios e instancias del gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda), llegando a negarle esta semana a un periodista de El Nuevo Diario una vacuna en un centro publico.

Al menos tres radioemisoras opositoras -La Corporación, El Pensamiento y La 15 de Septiembre- han sido blanco de robos de antenas, cables y equipos para sacarlas del aire, de parte de grupos vandálicos en hechos que aún no han sido esclarecidos por la policía.

La justicia, por su parte, tiene en marcha al menos dos juicios contra el diario La Prensa, entre otros.

Los acosos, sin embargo, subieron de tono el jueves cuando miembros de los CPC agredieron a activistas del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que salían de la Fiscalía junto a un dirigentes de una ONG que es investigada por supuestos hechos ilícitos atribuidos por el gobierno.

“Nos siguieron hasta el vehículo y comenzaron a darnos golpes por la espalda, manotazos” por parte de “criminales llevados por la pareja presidencial”, relató uno de los activistas agredidos, Gonzalo Carrión.

A la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, de 70 años, “le dieron con una sombrilla por la espalda, le bloqueaban el paso y le decían cosas soeces”, agregó.

Según Núñez, a la jefa de la policía nacional, Aminta Granera, “le han quitado completamente el mando” de la institución debido a presiones y supuestas diferencias que ha tenido con el mandatario.

También agredieron y le robaran una cámara de video al vocero del Cenidh, y golpearon frente a un policía al periodista Camilo Calero, del Canal 12, quien dijo que el agente hizo caso omiso cuando le pedía ayuda.

“Golpéenlo, patéenlo”, gritaban los miembros del CPC, contó el comunicador, hijo de un conocido periodista que ha apoyado al FSLN desde los 80.

“Ortega está aplastando, persiguiendo a un montón de verdaderos sandinistas”, porque “todas estas organizaciones de la sociedad civil, la mayoría están integradas por genuinos sandinistas”, declaró uno de los dirigentes de la disidencia sandinista Edmundo Jarquín.

La Red de Mujeres Contra la Violencia se solidarizó este viernes, en un comunicado, con el Cenidh y los periodistas agredidos afuera de la Fiscalía “a vista y paciencia de la Policía”.

You must be logged in to post a comment Login