Indígenas colombianos mantienen protestas con apoyo de FARC según gobierno

BOGOTA (AFP) – El gobierno colombiano denunció este viernes que la guerrilla de las FARC está por detrás de la protesta de indígenas en el suroeste del país, que ha derivado en violentos enfrentamientos con la policía con saldo de un indígena muerto y un centenar de heridos.

Según el director de la policía nacional, general Oscar Naranjo, es el frente sexto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), está invitando, concertando y estimulando los hechos de violencia por parte de los indígenas”, aseguró en una conferencia de prensa.

Los aborígenes colombianos iniciaron desde el pasado viernes en todo el país una Minga de Resistencia Indígena, para que el gobierno cumpla con la entrega de tierras pactadas en los últimos 15 años y respete la autonomía de las autoridades aborígenes consagrada en la Constitución.

Las protestas más fuertes se han registrado en el departamento (provincia) del Cauca (suroeste), donde desde el miércoles cientos de indígenas bloquean en forma intermitente la importante carretera Panamericana, paso obligado para la exportación de productos hacia Ecuador.

Esa vía ha sido el escenario de violentos enfrentamientos entre los indígenas y la policía antimotines, que según Aída Qilcué, consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, dejan un aborigen muerto y cerca de otro centenar de heridos.

Por su parte, según el general Naranjo, de 750 policías antimotines enviados para desbloquear la carretera, 19 han resultado heridos, y diez de gravedad por esquilas de granadas artesanales o por armas cortopunzantes y contundentes, y uno perdió sus manos por un explosivo que encontró entre los manifestantes.

Según el comandante policial sus hombres no han actuado con “armas letales”.

Sin embargo, Qilcué aseguró en declaraciones telefónicas a la AFP desde el lugar, que han sido los uniformados los que han actuado violentamente y disparado contra los indígenas.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), informó en Bogotá que en los enfrentamientos con la policía de este viernes otros nueve indígenas resultaron heridos, siete de ellos de bala.

Quilcué, negó la infiltración de la guerrilla y aseguró que “nuestra protesta es de resistencia civil y nos matan porque protestamos”.

Luis Evelis Andrade, presidente de la ONIC, el miércoles rechazó la eventual infiltración de las FARC en la protesta en el Cauca, como lo denunció el martes el general Orlando Páez, director de seguridad ciudadana de la Policía.

“Si hay algún infiltrado, desde la ONIC y desde la presidencia de la Organización lo rechazamos. No queremos que se aproveche de nuestra protesta ni la guerrilla, ni el Ejército ni la Policía”, dijo a la AFP.

En Bogotá este viernes se registró una pequeña marcha de indígenas por el centro de la ciudad para respaldar a sus “hermanos de la madre tierra”.

El ex senador indígena Gerardo Jumi Tapias, quien participó de la marcha, negó la infiltración de las FARC y dijo a la AFP que “esa respuesta del gobierno es una costumbre ya vieja y perversa de (el presidente) Álvaro Uribe”.

Por el contrario, recordó el caso de un militar de origen indígena que según los manifestantes fue infiltrado y descubierto por sus hermanos, quienes lo castigaron con azotes y luego lo entregaron a las autoridades civiles locales.

You must be logged in to post a comment Login