China podrá por fin construir estadio en Costa Rica

SAN JOSE (AFP) – La construcción del estadio más grande y moderno de Centroamérica, símbolo de la presencia de China en la región, puede empezar ya que la justicia costarricense ha desestimado un recurso de amparo para impedir la obra.

En un tiempo récord, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia rechazó el viernes el recurso de amparo interpuesto por nueve ciudadanos, entre ellos el ex ministro de Cultura Guido Sáenz, contra los planes de edificar un nuevo estadio en el Parque Metropolitano La Sabana, la mayor área verde, al oeste de San José.

El “nidito”, como es jocosamente llamado por los costarricenses en alusión al “Nido de Pájaro”, el estadio olímpico de Pekín, tendrá un costo de 73 millones de dólares que serán financidos íntegramente por el gobierno chino.

Los recurrentes alegaban que el complejo deportivo afectaría el derecho de los costarricenses al esparcimiento en el mayor parque de la capital, que cubre un área de 72 hectáreas.

El estadio se va erigir en el mismo terreno donde desde la década de 1920 estaba el viejo estadio nacional, demolido en julio para dejar espacio para el nuevo edificio.

“Yo me siento muy feliz y quiero compartir esto con todos los amantes del fútbol, del atletismo y de tantos otros deportes, ya que por fin podremos construir sin ninguna traba el estadio que se merecen los costarricenses y, sobre todo, nuestra juventud”, dijo el presidente Oscar Arias tras conocer el fallo judicial.

El director del Consejo Nacional de Deportes, Oswaldo Pandolfo, dijo que “es una noticia que aplaudimos, una decisión que nos reconforta… hoy tenemos razones para seguir creciendo y creyendo en nuestros esfuerzos como dirigentes, pues quedó claro que el deporte construye y une a todo un país que pidió de muchas formas que el nuevo Estadio se edificara en (el parque) La Sabana”.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Nacional (CON), Henry Núñez, también se congratuló por la decisión judicial y felicitó al gobierno por su empeño en llevar adelante el proyecto.

Al acoger el recurso para su estudio, el pasado 7 de octubre, la Sala ordenó suspender el inicio de las obras, que estaba previsto para el próximo 1 de noviembre, lo que constituyó un baldazo de agua fría para el gobierno y los grupos deportivos del país.

Encuestas realizadas por algunos medios de comunicación revelaron que más del 80% de los costarricenses apoya el proyecto y espera con entusiasmo su concreción.

El rechazo final al recurso de amparo, resuelto por la Sala Constitucional en tiempo récord, permitirá cumplir con el cronograma de construcción, que según las autoridades estaría cumplido en el primer semestre de 2010, cuando expira la administración del presidente Oscar Arias.

El nuevo estadio nacional tendrá capacidad para 35.000 personas y contará con una estructura supermoderna, techo curvo de cubierta deslizable, pista de atletismo y estacionamiento subterráneo.

Adjunto al estadio, se prevé la construcción de un hotel para los atletas, oficinas para el personal administrativo y las asociaciones deportivas, así como un centro de capacitación.

Además, la estructura podría servir como un importante centro de refugio en caso de una emergencia nacional, ha dicho el presidente Arias.

El aporte de China forma parte de un paquete de asistencia económica pactada con el gobierno de Costa Rica, que a mediados de 2007 decidió establecer relaciones diplomáticas con Pekín, rompiendo una tradición de 60 años de nexos con Taiwán.

You must be logged in to post a comment Login