Dan singular toque infantil menores zapotecas a Cervantino Barroco.

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 19 Oct., (Notimex).- Música,
valores y cultura, son los aspectos que promueve la Orquesta
Sinfónica Infantil zapoteca Du Naxhi, (Niño que ríe), de Juchitán,
Oaxaca, afirmó su director José “Che” Gómez Santiago.

Entrevistado durante la participación de la orquesta infantil en
el VII Festival Internacional Cervantino Barroco, Gómez comentó
orgulloso que los más de 30 niños que forman la orquesta, no
solamente aprenden música, sino que promueven la conservación de su
cultura zapoteca.

“La vestimenta que utilizamos en las presentaciones, son las
clásicas de la región del Istmo de Oaxaca”, afirmó, lo que es,
efectivamente, visible en las blusas multicolores finamente bordadas
de las niñas, con tonos negros, rojos y oro, tradicionales de la
cultura zapoteca.

Los niñas, por cierto, también lucen algunas cadenas y medallas
de oro. De igual forma los varones, con garbo, portan el traje en
fina manta blanca que contrasta con los grandes pañuelos rojos que se
amarran al cuello y el sombrero bordado en palma.

Además, su repertorio está lleno de esa nostálgica músical que
es clásica de la “Guelaguetza” oaxaqueña y donde quiera que se
presenta la orquesta “Ba Naxhi” ejecuta esas bellas melodías que
hacen recordar “La Llorona”, o “La Sandunga”.

Gómez añadió: “También promovemos los distintos géneros, tenemos
en el repertorio un popourrí de los Beattles”.

Resaltó asimismo que la música mexicana es parte importante de
sus conciertos que generalmente se ofrecen de manera gratuita.
Una de las integrantes de la agrupación, Scanda Ruiz, que orgullosa
porta el traje popularmente conocido como traje de “jucha”, afirma
que su mayor anhelo es llegar a tocar jazz a la perfección.

“Me gusta tocar en la orquesta y sigo aprendiendo, porque lo que
quiero tocar bien es el jazz”, afirmó, con el trombón en la mano y al
que ya saca sonidos melodiosos.

En sus gustos, la pequeña coincide con Alejandro López Orozco,
quien afirma: “Yo también lo que quiero es tocar, me gusta mucho el
jazz y espero llegar a interpretar bonitas piezas”.

A pesar de que el clima no era el mejor, la Orquesta Sinfónica
Infantil reunió a una gran multitud en los bajos de la presidencia
municipal, que sirvió como escenario para la presentación de la
orquesta, que luego del éxito alcanzado fue programada para ofrecer
otro concierto en la última jornada del Festival Internacional
Cervantino Barroco, que concluye este domingo 19.

NTMX/HVC/JCG/AQF

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login