.Autentifica José Hernández al gaucho con el poema “Martín Fierro”.

México, 20 Oct (Notimex).- Argentina no sólo representa
cataratas, glaciares y a un Buenos Aires de tango y esquina, pues al
norte, la figura del gaucho al igual que su entorno, sus tradiciones
y sus costumbres, son mostradas al mundo con el poema “Martín
Fierro”, de José Hernández, autor fallecido el 21 de octubre de 1886.

El poema gauchesco “Martín Fierro”, escrito hacia 1872, ha sido
históricamente el referente de autenticidad por excelencia de aquel
país del sur del continente americano.

Se trata de un poema extenso, en forma de versos que giran
alrededor de la vida, el destierro y la muerte del gaucho, escrito
por José Hernández y que en pocos años logró posicionarse como el
libro que da cuerpo a la identidad argentina.

“Martín Fierro” legitimó socialmente al personaje del gaucho, lo
habilitó, lo normalizó y logró acercarlo al irritable temperamento de
la burguesía criolla de entonces, hasta convertirlo, finalmente, en
un héroe de dimensión nacional, gracias a la lírica de su autor José
Hernández.

Considerado como el mayor exponente de la poesía gaucha, el
escritor y periodista argentino José Hernández, recreó con fino
detalle y enorme espíritu nacionalista con su obra “El gaucho Martín
Fierro”.

Nacido el 10 de noviembre de 1834, hijo de Rafael Hernández y de
Isabel Pueyrredón, desde muy temprana edad quedó al cuidado de sus
tíos paternos debido a que sus padres emigraron al campo para
trabajar en una propiedad del dictador argentino Juan Manuel Rosas
(1829-1852).

En 1840, el ejército rosista ejerció una fuerte presión sobre
los tíos del escritor, razón por la cual estos decidieron emigrar,
dejando al pequeño José bajo la tutela de su abuelo paterno, quien lo
inscribió en el Liceo Argentino de San Telmo, donde recibió sus
primeras enseñanzas.

Tres años después su madre falleció y durante esa época,
Hernández abandonó la ciudad de Buenos Aires aquejado por un mal de
pecho, para reunirse en las pampas con su padre, juntos lograron
tener cierta estabilidad.

Las experiencias en el campo y el contacto con la vida gaucha
durante su niñez y su juventud, dejaron una importante huella en el
futuro poeta.

Sigue
Autentifica. dos. poeta.

A los 22 años, Hernández participó activamente en las luchas
civiles de su país, emitiendo protestas sobre las injusticias de las
que era objeto el gaucho durante y después del derrocamiento del
régimen de Rosas.

Poco tiempo después de fallecer su padre, en 1858, se instaló en
la ciudad de Paraná, donde ejerció una intensa actividad periodística
y política. Al año siguiente, en esta misma ciudad, contrajo
matrimonio con Carolina González del Solar, con quien procreó siete
hijos.

Sus primeros trabajos periodísticos tuvieron lugar en el
periódico “El Nacional Argentino”, para el cual escribió una serie de
artículos en los que condenaba el asesinato del general Angel Vicente
“El Chacho” Peñaloza.

En 1863 estos trabajos fueron publicados como un libro bajo el
título “Rasgos biográficos del general Angel Peñaloza”.

En el orden legislativo fue diputado y posteriormente legislador
de la provincia de Buenos Aires. También desempeñó la función de
presidente de la Cámara de Diputados, defendiendo con este cargo, el
proyecto de federalización, por el que Buenos Aires pasó a ser la
capital de Argentina.

En 1869 fundó el periódico “El Río de la Plata”, en cuyas
columnas defendió los derechos de los gauchos y denunció los abusos
cometidos por las autoridades hacia estos. También fundó el diario
“El Eco”, que tenía la misma tendencia que el anterior.

Debido a los continuos enfrentamientos civiles durante los años
50 y 60, el escritor se vio obligado a viajar y establecerse en
Brasil y Uruguay por algunas temporadas.

A los 38 años, Jose Hernández regresó a Buenos Aires, donde
publicó la primera parte de su poema “Martín Fierro”, conocida como
la “Ida”. El propósito de la composición era ensalzar a través de su
protagonista Martín, el

You must be logged in to post a comment Login