Cientos de mexicanos en EU se repatriarán en diciembre

Chicago.- Para cientos de mexicanos que residen en el Medio Oeste de Estados Unidos, diciembre es la fecha perfecta de visita a la familia en México, pero este año lo es también para repatriarse de manera voluntaria.

El Consulado mexicano, a través del Programa Paisano y de su ventanilla de trámite de menaje, atiende a un número cada vez mayor de mexicanos que preparan su regreso definitivo a su país debido a la crisis económica de Estados Unidos.

De acuerdo con datos proporcionados en la sede consular, se registra un promedio de 30 solicitudes de información diarias para el traslado de mudanzas a poblaciones de la república mexicana.

Y aún cuando la fecha de repatriación no se precisa en el trámite final, se estima que el periodo vacacional decembrino es el de mayor preferencia, por ser la temporada en la que más mexicanos viajan a su país de origen.

Marcela Martínez, residente del vecindario La Villita, en Chicago, ya planeó con su familia regresar a México en diciembre para quedarse definitivamente porque cree que la época facilitará su instalación.

Su marido está sin trabajo y los gastos aumentan, “ya nos cansamos de luchar contra corriente y la situación parece que se viene más difícil. La migra sigue hostigando el barrio, aumentan impuestos, la gasolina está cara”, relató en entrevista.

Para la familia de Marcela, quien es originaria de un pueblito de Guanajuato, el regreso no es tan difícil, porque en 14 años logró juntar lo suficiente para construir una casa en la ciudad de León y sólo se llevarán por carretera cosas muy personales.

“Con lo que tenemos ahorrado vamos a poner una tienda. Lo más importante es que mis hijos crezcan en un ambiente más sano, lejos de pandillas y drogas, y si en el futuro quieren regresar a Estados Unidos, lo podrán hacer porque ellos sí son ciudadanos”, dijo.

La madre asegura que sus hijos asistirán en enero a una escuela guanajuatense. Su única dificultad ahora es vender su casa, la cual adquirieron a nombre de un tío que es residente legal, pero aún les falta más de cinco años para pagarla.

“Se quedan mis hermanas y espero que me ayuden a rentarla hasta que se termine de pagar, aunque ellas también están pensando que ya es tiempo de regresarse”, añadió.

El regreso no es fácil para ningún mexicano, y aunque los adultos consideran que no puede ser peor de lo que pasaron para ingresar y mantenerse en Estados Unidos, los jóvenes se resisten al cambio.

“Aquí tengo a mis amigos, está más bonito y organizado, y me gusta vivir en inglés. No se si me acostumbre a estar en México, sólo he ido con mis hermanos dos veces a visitar a mis abuelos”, expresó Mario, el hijo mayor de Marcela.

Cerca de dos millones de mexicanos que residen en Estados Unidos visitan normalmente su país de origen en diciembre, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Migración (INM).

A través del Programa Paisano, el INM atiende al 50 por ciento de esos connacionales en su visita a México, desde consultas telefónicas previas hasta denuncias por malos tratos dentro del territorio nacional.

Este año, el Instituto ha detectado un número cada vez mayor de inmigrantes que regresan o están planeando hacerlo de manera definitiva a México debido a la crisis, aseguró Rolando García, coordinador de Relaciones Internacionales del INM.

“En las aduanas al cruzar y en consultas telefónicas, aseguran que por la situación económica en Estados Unidos ya no tienen las mismas oportunidades”, expuso el funcionario.

Los inmigrantes están recurriendo en gran número al Programa Paisano para asesorarse sobre la mejor forma de trasladar sus pertenencias a México, incluyendo su vehículo, afirmó.

Un motivo adicional para repatriarse en diciembre es eludir el frío invierno que en esta región se intensifica a partir de enero y eleva las cuentas de gas y electricidad en los hogares.

“No vamos a esperar a que aumenten nuestros gastos por tratar de calentar nuestra casa. Allá en León tendremos calor de hogar y por es

You must be logged in to post a comment Login