En Venezuela hay “exceso de libertad de expresión”, según gobierno

CARACAS (AFP) – En una sociedad dividida en dos como la venezolana, el periodismo se convierte en un “arma política” y en parte de la “confrontación”, según el ministro de la Información, Andrés Izarra, quien asegura que en el país existe un “exceso de libertad de expresión”.

“En Venezuela hay libertad de expresión plena y completa, exceso de libertad de expresión y hasta niveles de libertinaje”, opinó el ministro en una entrevista con la AFP.

Según Izarra, en esta campaña para los comicios regionales del 23 de noviembre, la “guerra mediática” se acentúa y los venezolanos necesitan acudir a “múltiples fuentes” para saber qué esta ocurriendo realmente en el país.

“El periodismo es un arma política dentro de la batalla ideológica, del enfrentamiento por dos propuestas de país opuestas: La propuesta de la oposición se está derrumbando y la nuestra está en pleno empuje”, aseguró.

Recientemente, el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, el colombiano Enrique Santos Calderón, se mostró preocupado ante la “actitud de hostilidad, intolerancia y hostigamiento de los medios de comunicación independientes en Venezuela”.

El ministro rechazó las críticas por abuso del espacio público por parte del presidente Hugo Chávez y por la falta de equilibrio de los medios estatales, y reiteró que “el 80% del espectro radioeléctrico venezolano” está actualmente en manos privadas.

“El capital privado tiene una hegemonía mediática y la mayoría de esos medios están en contra de nosotros”, aseguró.

El Estado venezolano posee una agencia de noticias (ABN), la cadena de televisión oficial (VTV), la Radio Nacional de Venezuela (RNV), una parte del canal multiestatal Telesur y dos cadenas de menor importancia, ViveTV y TVES, la cual reemplazó en la frecuencia a RCTV, canal opositor cuya licencia no fue renovada por el gobierno en 2007.

Hay medios que “son factores activos de la conspiración (contra el gobierno) y pertenecen a la clase política que ha dominado y continúa dominando este país. Son herramientas de desestabilización y yo por eso no tengo misericordia con ellos: Fuego va, fuego viene”, aseguró el ministro venezolano.

Izarra subrayó el papel desarrollado por los medios alternativos, una red que ya roza las 500 televisoras, radios y periódicos, y fue creada sobre todo después del golpe de Estado contra Chávez de abril de 2002.

“A nosotros no nos van a sacar del aire nunca más. Es imposible”, aseguró Izarra, refiriéndose a la falta de información sobre la suerte que estaba corriendo Chávez en aquella fecha y su retorno al poder.

El ministro lamentó “la visión” que se da de Venezuela en los medios internacionales y consideró que “no es acorde con lo que está sucediendo” en el país.

“Hay un cerco mediático contra Venezuela y nosotros tenemos una debilidad a la hora de comunicar hacia afuera”, dijo.

Izarra consideró que la polémica no renovación de la licencia al canal opositor de televisión RCTV, que actualmente transmite por cable y desde Miami, fue “un argumento muy manipulado” internacionalmente.

“Yo creo que Venezuela dio un ejemplo con RCTV y hay países que lo vieron con mucho interés: Un medio de comunicación que se cree dueño de todo y que está por encima de todo y el gobierno decide no renovar esa licencia. Aquí hay una democracia vibrante”, aseguró.

Por último, Izarra destacó el “gran logro” que representó el nacimiento de Telesur, canal multiestatal con sede en Caracas, inaugurado en 2005 y en el que están asociados Venezuela, Ecuador, Argentina, Cuba, Bolivia y Nicaragua.

“Creo que ha cumplido su objetivo de visibilizar una América Latina que había sido ignorada por el mundo, con información exclusiva y coberturas que nadie hace”, concluyó Izarra, quien también preside ese canal.

You must be logged in to post a comment Login