Fueron los cenotes testigos de la evolución antropológica y biológica

* Formaron parte de la cosmogonía antigua: Luis Alberto Martos

México, 20 Oct (Notimex).- Dos de los restos humanos más
antiguos hallados en América dentro de cavernas y cenotes, se
exhibirán hasta febrero de 2009 en el Museo del Templo Mayor,
oportunidad que en opinión de Luis Alberto Martos López permite
conocer el valor de estos sitios para la reconstrucción arqueológica.

En entrevista, Martos López, director de Estudios Arqueológicos
del Instituto Nacional de Antropología e Historia, afirmó que la
exposición “Umbrales sagrados, portales mágicos” representa una
profunda visión de la cosmogonía de las antiguas culturas de México.

Afirmó que la muestra incluye más de 200 piezas halladas durante
los trabajos arqueológicos realizados en cenotes sagrados y cavernas
ubicadas en Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Yucatán y Tabasco.

“El público encontrará en esta exposición la enorme diversidad
contenida en estos sitios, misma que abarca desde enseres rituales,
ornamentos, vasijas, restos óseos humanos, así como utensilios
coloniales que muestran la fusión entre el mundo prehispánico y el
europeo”, detalló.

Como piezas de gran relevancia mencionó los restos óseos
encontrados en el cenote de Najarón con una antigüedad de 11 mil 500
años, además de todo un arsenal de la época colonial, consistente en
129 rifles y un cañón, utilizados durante la llamada “Guerra de
Castas”.

Explicó que “hay sitios con una gran cantidad de restos
mortuorios. Actualmente son estudiados para especificar si fueron
producto de sacrificios rituales como en el caso del cráneo de una
niña maya que fue degollada y su cráneo presenta en la frente
diversas hendiduras”.

Mencionó que para las antiguas culturas, los cenotes
representaban un umbral tanto con el inframundo como con la bóveda
celestial. Por ello, gran parte de los objetos hallados encierra un
significado vinculado con la vida, la muerte y el renacimiento.

“Los cenotes han sido además testigos de la evolución no sólo a
nivel cultural, sino incluso antropológica y biológica. Es importante
decir que en estos lugares también se han encontrado restos de
animales que datan del pleistoceno, cuyos restos se exhiben en la
muestra a través de réplicas”, mencionó.

En este sentido aseguró que en algunas zonas del país se han
encontrado dentro de cenotes sagrados algunos restos de animales que
han contribuido, incluso, a ampliar la visión científica sobre el
continente americano.

“Recientemente encontramos en la zona de Yucatán los restos casi
intactos de un perezoso gigante e incluso restos de caballos salvajes
y camellos. Gracias a los cenotes sabemos que después de la última
glaciación, Yucatán era una gran pradera de especies”, acotó.

El director de Estudios Arqueológicos del INAH detalló que como
parte complementaria a la exposición, se impartirán diversas
conferencias en el museo del Templo Mayor a partir del 8 de
noviembre, en las que se explicará con más detalle los significados
cosmogónicos de estos sitios, además de los procesos de rescate de
las piezas.

Esta muestra encierra una gran importancia, insistió, sobre todo
para las nuevas generaciones que podrán conocer de cerca la evolución
antropológica y arqueológica que se ha logrado establecer a través de
estos lugares rituales.

“Es interesante observar, por ejemplo, cómo para los mayas los
cenotes y el control del agua significaban también el de la vida,
premisa que luego fue retomada por los franciscanos, de tal forma que
muchos templos fueron edificados cerca de estas formaciones
naturales”, concluyó.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login