Izquierda y derecha salvadoreñas en batalla casa por casa para obtener votos

SAN SALVADOR (AFP) – La derecha y la izquierda de El Salvador mantienen una dura batalla “casa por casa” con la intención de conquistar el voto de los indecisos para los comicios generales de 2009, mientras la otrora guerrilla prepara una denuncia internacional por la “guerra sucia” que afronta su candidato.

La estrategia de visitas a los domicilios y el recorrido de caravanas de vehículos se intensificó el fin de semana, tanto por la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) como por la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda).

“Nuestro trabajo territorial ya completó 200 de los 262 municipios del país”, declaró a la AFP el jefe de prensa de la campaña del FMLN, David Rivas.

Motivado por la ventaja que le otorgan las encuestas, el candidato del FMLN, el periodista Mauricio Funes, además de visitar municipios, se reúne con líderes de diferentes sectores y acude a una que otra universidad a exponer su plataforma programática.

Por su parte, Oscar Orellana, de la oficina de comunicaciones de Arena, comentó a la AFP que a la fecha el candidato Rodrigo Avila ha visitado 182 municipios, además de decenas de cantones y colonias de diferentes ciudades.

Por primera vez desde 1989 la derecha ve amenazada la continuidad en el gobierno debido a que todas las encuestas otorgan la intención de voto favorable a Funes, con una ventaja que oscila entre 23 y 15 puntos, según los últimos dos sondeos.

En el marco de la anticipada campaña, organizaciones de derecha que no se identifican han arreciado una campaña mediática que se esfuerza en vincular al FMLN y a su candidato con el presidente venezolano Hugo Chávez.

“Nosotros constatamos que la situación política para la derecha es complicada en las encuestas, y para acortar la gran distancia acude a la guerra sucia para generar un estado de pánico en la población lo cual va en contra de la democracia”, declaró a la AFP el portavoz del FMLN, Sigfrido Reyes.

Para denunciar la campaña de descrédito, el FMLN prepara “una denuncia internacional” ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que verifica el proceso electoral, y ante la ONU, que actuó como mediadora en el proceso de paz que puso fin en 1992 a la sangrienta guerra civil de doce años.

La denuncia de la campaña sucia se produce a pesar que el 7 de octubre, los partidos políticos bajo la coordinación de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, firmaron un pacto para evitar la violencia durante la campaña electoral.

El presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, al ser consultado este lunes por los periodistas sobre la campaña de descrédito contra el candidato opositor, dijo no estar de acuerdo con ninguna campaña sucia.

“Lo que hay que entender es que hay una precampaña, sí alguien tiene que decir algo que valga la pena a favor de los salvadoreños hay que decirlo. Yo no estoy a favor de ninguna campaña sucia. Yo creo que cuando se dicen las verdades comprobadas algunas personas se molestan, esto ha pasado siempre en El Salvador”, comento Saca.

Un poco más de 4,2 millones de salvadoreños están convocados a las urnas el 18 enero para renovar la Asamblea Legislativa (Congreso) y las alcaldías, y el 15 de marzo para elegir al nuevo presidente.

En caso de que ninguno de los contendientes obtenga la mayoría absoluta habrá una segunda vuelta el 19 de abril.

You must be logged in to post a comment Login