Abordará Merkel en Pekín reforma al sistema financiero global

Berlín.- La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, iniciará el jueves su tercera visita oficial en dos años a China, donde asistirá a la Séptima Conferencia entre Asia y Europa a realizarse el sábado en Pekín.

La Conferencia, que reunirá a 40 jefes de Estado y de gobierno de ambos continentes, tendrá como tema central la crisis financiera internacional en momentos en que los países europeos toman medidas de gran envergadura al respecto.

Alemania y Francia trabajan ya en la formulación de una nueva estructura financiera internacional, y ese es el enfoque con que se abordará el tema en Pekín.

Asia, sin embargo, resultó hasta el momento menos afectada por la crisis y además sus perspectivas económicas para el próximo año son de continuación del crecimiento.

Los países emergentes de Asia son vistos en Alemania con la esperanza de que su consumo impida una fuerte caída de las exportaciones del país europeo a causa de la desaceleración económica en diversas regiones del mundo.

En China, país que ha adquirido gran importancia en las relaciones comerciales y de inversión para el país europeo, Merkel se reunirá con el primer ministro Wen Jiabao y con el presidente Hu Jintao.

Además visitará la planta de producción automotriz del consorcio alemán Daimler Benz, entre otras actividades.

La jefa del gobierno alemán viajará acompañada de una pequeña delegación empresarial en la que destacan representantes del consorcio electrónico Siemens y de la mayor acerera del país europeo, ThyssenKrupp.

Las relaciones de Pekín con Berlín se enfriaron a raíz de que la canciller federal de Alemania recibió en sus oficinas al Dalai Lama en 2007.

Merkel demostró independencia al no cumplir los deseos de China de que no se entrevistara con el líder espiritual y político del Tíbet, región que demanda una mayor autonomía respecto del gobierno chino.

El caso provocó la respuesta airada de China pero después se distensaron las relaciones.

Esta será es la tercera visita de Merkel a China. La primera la realizó en mayo de 2006, y se centró en el tema de la sociedad estratégica entre ambos países con responsabilidad global.

Luego viajó a Pekín en mayo de 2007, cuando abordó la protección al clima mundial a la luz de la Conferencia de Bali y la participación del país asiático en esa tarea internacional.

Además de los objetivos políticos marcados en aquella ocasión, Merkel puso también el acento en las relaciones económicas entre ambas naciones.

Alemania es la potencia económica de Europa y la tercera mayor economía en el mundo después de Estados Unidos y Japón. China es el undécimo país al que más se exportan productos y servicios alemanes.

Alemania exportó en 2007 bienes y servicios por 54 mil 600 millones de euros (71 mil 500 millones de dólares) a China, e importó de ese país productos por un valor de 29 mil 900 millones de euros (39 mil 176 millones de dólares).

El 7.1 de todas las importaciones que realizó Alemania el año pasado procedieron de China y 3.1 de todas las exportaciones alemanas fueron a ese país de Asia, de acuerdo a datos proporcionados por la Oficina Federal de Estadística en Wiesbaden.

De 1980 a 2007 las exportaciones alemanas a ese país aumentaron 13 por ciento y con ello el comercio entre ambos creció en forma más rápida que con otros socios comerciales. En cambio, las importaciones alemanas procedentes de China crecieron 70 veces.

China tiene, además, un papel especial para Alemania en materia de comercio exterior porque en los últimos años ha estado a punto de quitarle al país europeo su posición como el campeón mundial en materia de exportación.

China exportó en 2007 bienes y productos por mil 218 billones de dólares y Alemania consiguió superar por poco esa cifra con mil 329 billones. China desplazó en los últimos años a Japón, que ahora es la cuarta potencia exportadora del mundo.

El empresariado alemán otorga gran significado al país asiático por el gigantesco número de su población interna

You must be logged in to post a comment Login