Al menos 39 muertos y miles de damnificados por las lluvias en Centroamérica

TEGUCIGALPA (AFP) – Las fuertes lluvias causadas por una depresión tropical que recorre Centroamérica, en coincidencia con el décimo aniversario del devastador huracán Mitch, han ocasionado al menos 39 muertos, varios desaparecidos, decenas de miles de damnificados e invaluables pérdidas.

En su recorrido por la costa pacífica del istmo, el fenómeno ha golpeado con fuerza a Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala y en menor grado a El Salvador, dejando una estela de más de 250.000 damnificados, casi 10.000 viviendas dañadas o destruidas, así como numerosos edificios públicos, carreteras y puentes afectados.

La contabilidad aún no incluye el valor de las cosechas que han sucumbido a las inundaciones y cuya pérdida posiblemente acrecentará la crisis alimentaria de la región.

Los efectos de la depresión tropical son los peores desde el huracán Mitch que azotó al istmo a partir del 25 de octubre de 1998 y que dejó cerca de 20.000 muertos y desaparecidos y pérdidas materiales de varios miles de millones de dólares.

La Comisión Permanente de Contingencias de Honduras informó este miércoles que 20 personas han muerto y seis se hallan desaparecidas en incidentes relacionados con el temporal, mientras que 142.356 personas han resultado afectadas, de las cuales unas 20.000 se encuentran en albergues temporales.

En El Progreso, 220 km al norte de la capital, fueron evacuados 375 presos porque se estaba inundando la cárcel por las crecidas del río Ulúa.

Además, las inundaciones y derrumbes afectaron 4.716 viviendas, 133 carreteras y 54 puentes, precisó el organismo en su último balance.

El presidente Manuel Zelaya declaró “emergencia nacional” y nombró comisionados del gobierno para atender las necesidades de cada una de las zonas afectadas, al tiempo que pidió ayuda a la comunidad internacional para atender a las víctimas del desastre.

En Guatemala, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres confirmó la muerte de cuatro personas y reportó 40.000 damnificados, de los cuales 10.201 debieron ser evacuados de sus viviendas.

El organismo estatal guatemalteco estimó en 4.368 el número de viviendas destruidas y dañadas por las intensas lluvias.

El presidente Ã?lvaro Colom decretó estado de calamidad pública en 21 municipios de cuatro departamentos del noreste del país más afectados, lo que permite trasladar recursos públicos de manera inmediata a brindar ayuda humanitaria a los damnificados.

La semana anterior, la depresión tropical causó estragos en Costa Rica, donde dejó el saldo de siete muertos, cerca de 80.000 afectados, y grandes destrozos en la infraestructura vial del país, de acuerdo con la Comisión Nacional de Emergencias.

Las autoridades nicaragüenses reportaron cuatro muertos y unos 2.000 damnificados, además de severos daños en viviendas y tramos de carreteras.

En El Salvador las lluvias cayeron ininterrumpidamente la semana pasada, dejando cuatro muertos y cientos de afectados por inundaciones o desbordes de ríos.

You must be logged in to post a comment Login