De traidor y fascista a héroe nacionalista y víctima de la dictadura

El diario ABC color, cuya línea editorial defendió a su turno a Videla, Pinochet y Stroessner, ha iniciado una serie de notas sobre Itaipú publicando la obra del historiador Efraim Cardozo, relativa a los derechos paraguayos sobre los Saltos del Guairá.

Se enmarca la publicación en los planes de crear disturbios en el MERCOSUR en beneficio de embajadas extranjeras a la región, que ya han llevado al gobierno del obispo Fernando Lugo a instalar una innecesaria crisis con algunos sectores poderosos dominantes en Brasil, que hoy movilizan amenazantes sus tropas en la frontera paraguayo-brasileña, unos virtuales Sudetes sudamericanos.

El autor de las notas, Efraim Cardozo, también es conocido por haber tenido un decisivo papel en las negociaciones para la paz del Chaco en 1938, en Buenos Aires, que para Paraguay, terminaron con una mutilación de casi 50.000 kilómetros cuadrados que se habían recuperado a un alto costo, y que incluían la ubérrima zona petrolífera en disputa.

Spruille Braden, conspicuo personero petrolero de la Standard Oil, presidió las nego-ciaciones de paz y logró preservar para su empresa, a través de Bolivia, el petróleo que había actuado de detonante para la conflagración.

En su memorando, Braden reveló que el secretario de la comisión paraguaya Efraim Cardozo, actuaba como in-formante suyo, comprometiendo seriamente los intereses de su país.

Cardozo, como él mismo lo admite en sus libros, fue finalmente el redactor del proyecto que acabó con la gran pérdida para el Paraguay por el Tratado firmado en la madrugada del 9 de julio de 1938.

De esta forma, con Efraim Cardozo en el papel estelar, se consumaba la traición mejor documentada de la historia, renunciando Paraguay a favor de Bolivia de la zona pe-trolífera, reconociendo los paraguayos firmantes de que no eran capaces de dirigir ni de defender los derechos del a república, y de que no tenían el respaldo del pueblo paraguayo y por eso lo engañaban con un contubernio secreto para evitar que se levantara y exigiera justicia.

Liberales partidarios de Stroessner
Precisamente este responsable de la entrega es quien hoy el diario ABC color busca presentar como mentor de nacionalismo, como parte de un viejo idilio de su propietario, Aldo Zucolillo, con los liberales estronistas.

Paralelamente, muchos de los liberales que apoyaron al dictador Stroessner, como Carlos Alberto González o Alfredo Luís Jaeggli, también se plegaron a la alianza del clérigo, incluso González, tras la victoria electoral del 20 de abril, fue presentado como la máxima autoridad en materia de re-forma agraria.

González fue constituyente en el año 1967, cuando se votó la constitución por la cual Stroessner gobernó en Paraguay por décadas. Al igual que González, muchos amigos del propietario de ABC color, como los hermanos Levy Rufinelli, fueron por muchos años colaboradores de la dictadura de Stroessner, y fundamentales para que se vendan las tierras fronterizas a terratenientes brasileños, entre otras iniquidades. Stroessner compraba así la lealtad de supuestos opositores, con algunas migajas del poder.

Efraim Cardozo también fue colaborador del dictador Stroessner, integrando el parlamento títere que legitimó el Tratado de Itaipú, y precisamente a pedido del dictador redactó los alegatos que hoy publica el diario ABC color.

El pasado fascista de Efraim Cardozo
La historia personal del “gran historiador” Efraim Cardozo no termina con su traición consumada en la entrega del Chaco del 9 de Julio de 1938, o su participación avalando la dictadura de Stroessner, como opositor rentado. También es conocida su nefasta actuación como ministro de Justicia y Educación durante la dictadura neo-nazi del general José Félix Estigarribia, fundador de la dictadura al servicio de Washington en Paraguay.

Por Decreto número 19.961, el dictador ordeno la intervención de la Universidad, dejando cesantes a todas las autoridades universitarias y otorgando poder al Ministro de Jus

You must be logged in to post a comment Login