Impartirá Dulce Luna taller de encuadernación en la Biblioteca México

* Revestir los libros es una manifestación pura de amor, considera.

México, 22 Oct (Notimex).- Para Dulce María Luna Torres, la
encuadernación es una manifestación del más puro amor hacia los
libros. “Es el arte de vestir los libros y los materiales de la
escritura para hacerlos viajar a lo largo del tiempo, con el objetivo
de hacerlos llegar dignamente lo más lejos posible”.

Especialista en el oficio de la encuadernación, Luna Torres
consideró que hoy en día, cuando se habla de sustentabilidad y del
cuidado del medio ambiente, es preciso retomar el camino de la
preservación de los recursos y del trabajo manual para recuperar la
armonía entre lo que se usa y lo que se hace.

Además, dijo que la recuperación de los valores permitirá al
hombre resistir la marejada de un mundo globalizado.

En la actualidad, consideró, la encuadernación se ve amenazada
por la industrialización y la falta de una cultura por la
conservación de textos impresos, sin embargo, la técnica se resiste a
perecer confinada en el olvido.

Para rescatar este oficio, Luna Torres impartirá y coordinará el
“Taller de introducción a la encuadernación artesanal”. El taller
será cada viernes a partir del 31 de octubre y hasta el 28 de
noviembre en la Sala de Cursos de la Biblioteca México “José
Vasconcelos”.

Para su realización, se contó con el apoyo del Consejo Nacional
para la Cultura y las Artes (Conaculta), en coordinación con la
Dirección General de Bibliotecas.

Dentro de las temáticas que se abordarán se encuentran: breve
semblanza de la historia de la encuadernación, técnica en tela y
rústica en hojas sueltas y pliego, entre otros.

En entrevista, la coordinadora explicó que el objetivo que se
busca con esta actividad es fomentar una cultura de la conservación
de los materiales escritos e impresos mediante la enseñanza de
técnicas básicas de encuadernación rústica y en pasta dura, que los
participantes podrán después aplicar a sus textos.

Además, “intento despertar el interés por aprender algunas
técnicas básicas que darán soporte a los libros, así como restablecer
el encuentro con nosotros mismos como hacedores, como un reencuentro
a través de lo que hacemos y construimos”.

Dulce María Luna cuenta con 39 años de experiencia en este arte.
Trabajó en el taller de encuadernación de su padre desde que tenía
cinco años, primero como ayudante y después con responsabilidades más
completas.

Sigue

Impartirá Dulce Luna. dos. completas

Es egresada de la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas
de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional
Autónoma de México, en donde, afirmó, comprendió mucho más acerca del
contenido y la importancia de los libros.

Hasta 1990 fungió como editora en el Fondo de Cultura Económica,
fecha en que decidió abrir su propio taller, llamado Encuadernación
La Española, para, posteriormente, cambiarle de nombre a La Antigua.

La artista ha dedicado las últimas dos décadas a realizar
trabajos para editoriales, escritores, empresas, escuelas y
coleccionistas. De forma paralela inició con la elaboración de sus
propias obras e interpretaciones hasta reunir la colección personal
titulada Pliegues de la memoria, con la que en ocasiones acompaña sus
cursos desde 2002.

Sus trabajos han sido vendidos en las librerías Rizzoli y Kate”s
Papier, de la ciudad de Nueva York. En 2002 y 2004 viajó a Alicante,
España, donde tomó cursos de especialización en el Taller Llar del
llibre, impartido por el maestro Javier Abellán, con quien participó
en la Primera Muestra Internacional de Encuadernación de Arte de
Alicante en 2003.

En 2005 y 2007 participó en la Octava y Novena Bienal Mundial de
Encuadernación de Arte, que se realizó en la Villa de
Saint-Rémy-lés-Chevreuse, en París, Francia, en la que figuró dentro
de los primeros lugares, siendo la primera representante de México en
dicho evento.

Además de mantener su trabajo profesional de encuadernación, ha
impar

You must be logged in to post a comment Login