Multimillonario Branson zarpó con campeones para batir récord atlántico

NUEVA YORK (AFP) – El multimillonario británico Richard Branson zarpó este miércoles de Nueva York hacia Gran Bretaña desafiando una tormenta en su velero “Virgin Money”, tripulado por los mejores navegantes del mundo contratados para intentar romper el récord de travesía del Atlántico.

“En las primeras 24 horas deberemos adelantarnos a una tormenta y navegar a través de otra que podría causar daños importantes a nuestro barco y destruir nuestras posibilidades de batir el récord”, dijo Branson al iniciar la prueba.

Según el equipo que sigue su trayecto desde tierra, el velero “Virgin Money” de 30 metros de eslora y casco rojo zarpó a las 04H00 locales (08H00 GMT) y su destino es Lizard Point, el lugar más suroccidental de Gran Bretaña.

El récord actual en ese trayecto es de 6 días, 17 horas, 39 minutos y 52 segundos, por lo tanto Branson deberá llegar antes del 29 de octubre a las 01H39 GMT para batirlo.

El dueño de Virgin Atlantic, adicto a los deportes de aventura como la navegación en globo o los viajes espaciales, realiza la prueba acompañado por sus hijos de 26 y 23 años y otros tripulantes.

A pesar de que la promoción de la hazaña se focaliza en la figura de Branson y de su empresa, entre los tripulantes contratados por el multimillonario figuran nada menos que el británico Ben Ainslie, campeón olímpico de vela.

A bordo también se encuentra Mike Sanderson, capitán del equipo del “Mari Cha IV” que en 2003 logró el récord actual en ese trayecto y que el “Virgin Money” pretende superar.

Según Sanderson, la tormenta que tenían por delante el miércoles “es la madre de todas las tempestades”. Cuatro horas después, Sanderson escribió en su blog que la nave avanza rápidamente. “Es fantástico estar de nuevo en el mar, con un gran equipo, una gran embarcación bien preparada”.

Lo difícil, explicó el experto, es elegir el momento para que las condiciones sean propicias como para lograr batir el récord.

Branson anticipó tener por delante “seis días muy desafiantes” para la nave, que deberá afrontar velocidades de hasta 45 nudos sobre las 2.925 millas náuticas del trayecto.

El equipo de 25 tripulantes se dividió en turnos de cuatro horas cada uno para hacer frente no sólo a los vientos excepcionales sino a bajas temperaturas.

“Tenemos un barco fantástico y un equipo de navegantes de la Copa del América de primera a nivel mundial”, dijo Ainslie. “Vi los pronósticos del tiempo y parece que vamos a tener una travesía salvaje pero espero que logremos el desafío”.

El barco, según un comunicado de Virgin, incluye los últimos adelantos tecnológicos y náuticos, con un diseño considerado como uno de los más desarrollados en la materia.

You must be logged in to post a comment Login