Ottawa fue responsable "indirecto" de tortura a canadienses

Montreal.- Una comisión investigadora encabezada por el ex juez Frank Iacobucci del Tribunal Supremo de Justicia de Canadá concluyó el martes que el gobierno canadiense fue responsable “indirecto” de la tortura que tres canadienses sufrieron en Siria.

Los árabes canadienses Abdullah Almalki, Ahmad El Maati y Muayyed Nureddin fueron apresados cuando estaban en Siria visitando a familiares, torturados y luego deportados, sin que jamás mediara una acusación contra ellos.

Los tres hombres afirman que esto sucedió porque sin ningún fundamento la Real Policía Montada de Canadá (RPMC) y el Servicio de Inteligencia y Seguridad de Canadá (SISC) los consideraban terroristas.

Iacobucci, jurista de gran prestigio designado por el gobierno para encabezar la pesquisa a raíz de la presión de la opinión pública, concluyó que “los gestos” de representantes de Canadá en Siria contribuyeron indirectamente a que los tres canadienses sufrieran maltrato y tortura.

Almalki, El Maati y Nureddin afirman que nunca tuvieron vinculación alguna con el terrorismo y acusan al gobierno canadiense de haber entregado a Siria información sobre sus viajes y sugerido que los interrogadores sirios les “preguntaran ciertas cosas”.

El ingeniero Maher Arar, otro canadiense de origen sirio, fue enviado al país árabe en septiembre de 2002 por las autoridades de Estados Unidos para ser interrogado bajo tortura.

Una comisión investigadora determinó en 2006 que Arar nunca tuvo conexión alguna con organizaciones terroristas, como pensaban la RPMC y el SISC, y el gobierno le otorgó una compensación monetaria y le pidió disculpas oficialmente.

Como en el caso de Arar, Almalki, El Maati y Nureddin son musulmanes practicantes que la RPMC y el SISC clasificaron, sin ninguna prueba o base, como simpatizantes de grupos terroristas islamistas.

Se espera que la comisión encabezada por Iacobucci emita sus propias recomendaciones en el caso.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login