Piden a CIDH impedir destrucción de boletas electorales en México

La revista Proceso pidió el jueves a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mantener las medidas cautelares para impedir la destrucción de las boletas electorales de las elecciones presidenciales mexicanas de 2006.

El director de la revista, Rafael Rodríguez Castañeda, dijo que las boletas de los comicios presidenciales deben preservarse en tanto se resuelve la queja de fondo sobre si el Estado mexicano violó el derecho a la información al negar el acceso a la papelería electoral.

Proceso acudió a la CIDH por considerar agotados sus recursos legales en México luego que el Instituto Federal Electoral (IFE) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación negaron su petición de acceso a la documentación electoral.

El pasado 2 de julio, en coincidencia con el segundo aniversario de las elecciones, la CIDH aprobó medidas cautelares para impedir la destrucción de la papelería hasta que se pronuncie sobre la presunta violación al derecho de acceso a la información pública.

La CIDH analiza en este momento los argumentos tanto de Proceso como del Estado mexicano para determinar si las medidas se levantan o se mantienen mientras prosigue el análisis jurídico del caso.

Rodríguez Castañeda señaló que un levantamiento de las medidas es improcedente porque las circunstancias no han cambiado y se provocaría un “daño irreparable” si se destruyen las boletas.

Sería una “grave e injustificable contradicción”, opinó.

El periodista sostuvo que el acceso a la documentación no tendría consecuencias en términos del desenlace de los comicios y señaló que sólo busca “el acceso de los mexicanos a la verdad histórica”. “Es una lucha por la libertad de acceso a la información”, subrayó.

Los comicios presidenciales fueron ganados por el entonces candidato del Partido Acción Nacional (PAN) y actual presidente mexicano Felipe Calderón.

Sin embargo, el resultado de los comicios, por menos de un punto porcentual de diferencia entre el primero y el segundo lugar, fue cuestionado por el entonces candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador.

Rodríguez Castañeda señaló que si la CIDH levanta las medidas cautelares antes de resolver el fondo del asunto se podría pensar que hubo “presión” del Estado mexicano.

Sergio Aguayo Quezada, profesor del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México y quien presentó por separado un amparo similar en México, se declaró gratificado de que la CIDH dio el mismo tiempo a los demandantes que al Estado mexicano.

Aguayo Quezada, quien asistió en calidad de invitado, dijo que el Estado mexicano no puede declararse democrático y asumir posturas similares a las de los gobiernos del PRI (que se mantuvo 70 años en el poder) en el tema del acceso a la información.

La abogada de Proceso Graciela Rodríguez señaló que no hay plazo para que la CIDH se manifieste sobre las medidas cautelares o sobre el fondo del proceso. Luis Miguel Cano, otro de los abogados, consideró probable que regresen a la Comisión en marzo próximo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login