Filántropos que se convierten en la esperanza del pueblo

“Hay que dar hasta que duela”, reza el viejo dicho, que para el filántropo Michael Madden propietario de Cathedral Pharmacy debe ser “hay que dar hasta que ayude”.

Y eso es lo que Madden hace cuantas veces puede para ayudar no solamente a personas que no cuentan con seguro médico del Distrito de Columbia, sino también más allá de las fronteras.

Por muchos años las personas beneficiadas por este filántropo estadounidense han sido los pacientes que sufren del VIH/Sida, que están bajo control médico en La Clínica del Pueblo de esta capital.

Con frecuencia la farmacia que Madden posee en el 3000 de la avenida Connecticut no solamente dona lotes de medicinas sino que también las lleva a domicilio y todo sin ningún recargo.

“Cathedral Pharmacy ha sido un gran socio para nosotros por muchos años, los farmacistas están siempre disponibles y muy generosos, y durante casi cuarenta años ha proveído de medicinas a los más vulnerables en Washington, y ha luchado para proveer el mejor servicio posible a quienes más lo necesitan”, destacó Meredith Josephs, directora médica de La Clínica del Pueblo.

La farmacia también hace donaciones a los países centro y sudamericanos que han sufrido desastres naturales como fuertes tormentas y huracanes.

Por tal motivo Madden recibió el Premio “La Esperanza del Pueblo”, durante la tercera Noche de Serenata que la clínica celebró este sábado 25 de octubre en un céntrico hotel capitalino, con ocasión de las Bodas de Plata de ese centro asistencial.

También la voluntaria Jones Carroll recibió el Premio “Amanda Romero”, por su incansable dedicación a los pacientes de la clínica, ya sea desde la junta directiva donde ha ostentado el cargo de presidenta, hasta servicios de traducción.

Carroll cuenta con una larga trayectoria de trabajo con organismos regionales en los países latinoamericanos.

“Creo que a través de mi trabajo voluntario en la clínica he aprendido a mantener y al mismo tiempo incrementar los servicios esenciales para la comunidad inmigrante”, enfatizó.

Al finalizar 2007 más de 7 mil 500 pacientes recibieron atención en La Clínica del Pueblo, para lo cual cuenta con un personal de 85 personas, 100 voluntarios y un presupuesto de más de 7 millones, que provinie de unos 65 donantes, según dio a conocer Mauricio Silva, presidente de la Junta Directiva de ese centro.

Casi siete de cada diez pacientes de la clínica (68%) residen en el Distrito de Columbia, uno de cada cinco (22%) en Maryland y casi dos de cada diez (8 %) en Virginia.

Meas de la mitad de los usuarios (60%) no tienen seguro de salud. El 5 por ciento cuenta con Medicaid, el 1 por ciento posee Medicare y el 36 por ciento cuenta con otros seguros.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login