Narcos "de por sí" están fuera de la Iglesia: cardenal Robles

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Ciudad del Vaticano.- El cardenal mexicano Francisco Robles Ortega minimizó el sábado la efectividad de aplicar la excomunión a los narcotraficantes, quienes, “de por sí”, están fuera de la Iglesia.

“Estas personas, aunque se declaren católicos, viven al margen de cualquier comunión con la Iglesia, por tanto el hecho de una excomunión pública les significa poca cosa, ellos de por sí están fuera”, estableció.

“Más bien sirva la ocasión, agregó en declaraciones a Notimex, para hacerles un llamado a su conciencia, porque el bien está en el fondo de la conciencia del hombre y lo llama, que pongan atención a este llamado y que rectifiquen su camino”.

Robles había pedido poco antes a sus connacionales no ser presas de la desesperación o el miedo por la violencia que vive México y confió en las acciones del gobierno de su país contra ese flagelo.

“Tengamos primero confianza en la providencia de Dios y también confianza en las autoridades que sabrán dirigir los esfuerzos nacionales para superar la crisis que aflora de muchas maneras”, dijo.

El arzobispo mexicano, quien tomó este sábado posesión de la parroquia romana de Santa María de la Presentación, admitió el “momento difícil” que vive México por un proceso histórico particular afectado por el contexto internacional conflictivo.

Consideró que existe “sin duda” una salida al flagelo de la violencia.

“Desgraciadamente”, señaló Robles Ortega, el clima de inseguridad se ha manifestado en los últimos meses en toda el país, pero insistió en la necesidad de esperar en las autoridades y en la participación corresponsable de la sociedad para “salir adelante”.

Robles Ortega, originario de la norteña ciudad mexicana de Monterrey, presidió este sábado una ceremonia solemne -en la cual participaron eclesiásticos, diplomáticos y fieles- para asumir el cuidado del templo de Roma que le fue asignado al ser nombrado cardenal.

Expresó su emoción al conocer la parroquia, la cual velará hasta su muerte y destacó el ánimo de los feligreses, el párroco junto a los sacerdotes durante la toma de posesión.

“(Esta ceremonia) significa estrechar más nuestros vínculos con (el Papa) Benedicto XVI para un servicio mayor, que todos los católicos en Monterrey y México vivan en una más grande comunión con el sucesor de Pedro”, ponderó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login