Elegir secretario del Tesoro, lo más difícil para candidatos

Por Oscar Santamaría.

Nueva York.- En estos tiempos de crisis económica, el próximo secretario del Tesoro será clave para Estados Unidos, por lo que los dos candidatos a la Casa Blanca deberán elegir con sumo cuidado, con varios nombres sonando ya en las quinielas.

Ningún otro puesto del gabinete es tan esencial en estas elecciones, con la maltrecha economía en la mente de todos los ciudadanos como primera preocupación, por encima de la guerra en Irak.

La recesión que se vislumbra en el inmediato horizonte hará que tanto el candidato demócrata Barack Obama como el republicano John McCain, aceleren los nombramientos de los miembros de su gobierno, gane quien gane.

No hay tiempo que perder. Ni mucho menos en el terreno económico, para que los mercados no pierdan –al menos no más- la confianza. Algunos piensan que la elección del próximo secretario del Tesoro será más importante que la del vicepresidente.

Los nombres de los “futuribles” ya han empezado a circular con fuerza, a tan sólo nueve días de las presidenciales.

“Es importante que sea alguien que sea respetado, y que entienda los mercados financieros y el mercado global”, dijo hace días David Gergen, profesor de la Universidad de Harvard, quien ha asesorado a ambos candidatos.

Tanto McCain como Obama han elogiado públicamente al millonario inversionista Warren Buffett, entre los tres hombres más ricos del mundo. Así lo hicieron cuando, durante el primer debate presidencial, les preguntaron sobre quién sería su secretario de Tesoro ideal.

Aunque no es demasiado probable que Buffett, quien apoya a Obama, acepte el cargo, en caso de que se lo propongan.

Otro que podría cuadrar en ambos campos sería el actual secretario Henry Paulson, arquitecto del plan de rescate financiero diseñado por el gobierno del presidente George W. Bush, aprobado por el Congreso con el voto a favor de ambos candidatos.

Aunque Paulson tampoco sería bien visto por muchos, por representar cierto continuismo con el gobierno actual, ha trascendido que hizo comentarios entre sus allegados de que no tiene intención de seguir en el cargo cuando entre el próximo gobierno.

Del lado demócrata, un nombre aparece en todas las quinielas: Timothy Geithner, presidente de la Reserva Federal de Nueva York, una apuesta segura por conocer al dedillo Wall Street y por haber sido mano derecha del presidente del banco central estadunidense, Ben Bernanke, en esta crisis.

Otros nombres que suenan bastante son los del director ejecutivo de JP Morgan Chase, James Dimon, asesor económico del senador afroamericano, y dos ex secretarios del Tesoro en los gobiernos de William Clinton: Lawrence Summers y Robert Rubin.

El primero es profesor en Harvard, pero su dimisión como presidente de la universidad en 2006 en medio de una controversia puede jugar en su contra.

Por su parte, Rubin ha tenido puestos directivos en Citigroup desde que dejó el servicio público.

También suenan como probables candidatos del lado demócrata John Corzine, actual gobernador de Nueva Jersey y ex máximo responsable de Goldman Sachs, o el presidente de UBS Américas, Robert Wolf, uno de los mayores contribuyente de la campaña de Obama.

Otro de los asesores económicos del senador por Illinois, Paul Volcker, presidente de la Fed entre 1979 y 1987, ha sido mencionado por algunos medios.

Por su parte, McCain tiene muchas posibilidades de considerar seriamente a Meg Whitman, que ha estado 10 años al frente de la popular compañía de subastas por Internet eBay, puesto que dejó meses atrás para convertirse en copresidente de la campaña del republicano.

McCain la ha elogiado en público en varias ocasiones, aunque su limitada experiencia en el campo financiero sería un inconveniente, al igual que para otro posible nominado, el presidente de Cisco System, John Chambers.

Otros expertos mencionan a John Thain, al frente de Merrill Lynch y ahora de Bank of America tras la adquisición de la primera firma. También ha sido presidente de la Ne

You must be logged in to post a comment Login