Lugo agradece a OEA su misión de diálogo y elogia el papel de Unasur

WASHINGTON (AFP) – El presidente paraguayo, Fernando Lugo, elogió este martes en Washington a la Organización de Estados Americanos (OEA), por el papel que cumplió para fortalecer el diálogo en la región, y a la Unasur por el suyo en la resolución de la crisis en Bolivia.

En un primer discurso ante la asamblea general de la OEA, Lugo abogó igualmente por los derechos indígenas y aseguró que la reforma agraria que su gobierno lleva a cabo se realizará con el diálogo necesario con todas las partes.

“Instamos al secretario general de la Organización y al consejo permanente a continuar con la política de búsqueda permanente de fórmulas de consenso y diálogo y valoramos el esfuerzo realizado hasta hoy”, dijo Lugo en la sede de la OEA.

“Unasur ha aportado también el testimonio de su presencia en la reciente crisis boliviana, dejando muy claramente sentado que la capacidad de articular acciones inmediatas constituyen factores que aportan a creer en una América más unida”, añadió.

“La institucionalidad de los gobiernos elegidos debe ser objeto del férreo respaldo de nuestras instituciones, para evitar sueños golpistas”, declaró el presidente Lugo, que llegó al poder tras seis décadas de gobiernos autoritarios en Paraguay.

“No es posible reflejar aquí en su verdadera dimensión la significación de este cambio”, aseguró Lugo en el salón de honor de la OEA.

Previamente, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, destacó “las condiciones de liderazgo” del presidente paraguayo y su “sólido estilo de gobernar durante los primeros meses de su mandato”.

Tras agradecer el papel de la OEA como observador electoral en su país, y recordar su papel en la defensa de los derechos humanos, Lugo propuso nuevas vías para la organización en un continente que, dijo, “se ha pronunciado con énfasis en el último lustro contra (…) el pensamiento único”.

“Una América socialmente más justa debe ser la gran misión de los tiempos nuevos”, declaró Lugo.

“Los pobres y excluidos merecen que de una vez por todas preparemos para ellos la siembra de ese mundo mejor”, pidió.

“Los pueblos indígenas no tienen aún una justa consideración en nuestro continente”, añadió.

“Tenemos el deber ético de reemplazar las políticas meramente asistenciales por un paquete estructural que comprenda (…) una mejora fundamental en sus niveles de vida”, dijo.

En cuanto a las relaciones entre los vecinos de la región, Lugo condenó lo que calificó de “semiótica de acciones militares” en las fronteras.

En alusión a las disputas entre países como Ecuador y Venezuela con Colombia. Lugo advirtió: “nuestros pueblos se asombrarán ante algunas iniciativas de dibujar hipotéticos conflictos entre nuestras naciones que (…) nos alejan del mismo ideal que asumimos cuando firmamos convenios”.

You must be logged in to post a comment Login