No olvidemos a los legisladores

Encuestas en toda la nación, muestran que este próximo cuatro de noviembre la inmensa mayoría de latinos aptos para votar, lo harán por el honorable senador Barack Obama, lo cual, no es una sorpresa para nadie, sino que confirma que la comunidad latina, ha sufrido suficiente con las políticas públicas del partido republicano en la última década y ha decidido darle la espalda y confiar en alguien más.

Ahora bien, pregunto, ¿Por quién votarán los latinos para establecer el nuevo senado y la nueva cámara de representantes?

Es necesario que los electores tengan muy en cuenta que, la elección de un presidente, como el candidato demócrata Obama, quien ofrece un plan de gobierno que aboga e impulsa los intereses y aspiraciones de la comunidad latina, no es suficiente, sin el apoyo legislativo necesario que pueda garantizar la implementación de dicho plan.

En este contexto es imperativo que nos preguntemos lo siguiente: ¿Quiénes son los responsables de obstaculizar y detener las diversas iniciativas de reforma migratoria desde el Senado y la Cámara de Representantes?

¿Quiénes son los responsables de impulsar la separación de nuestras familias?, ¿Quiénes son los responsables de mantener a miles de nuestros hijos combatiendo en una guerra que no nos favorece en nada?

¿Quiénes son los responsables de construir un muro que no protege a nadie?, ¿Quiénes son los responsables de legislar casi exclusivamente para la élite económica que ha producido la actual crisis financiera?

La respuesta es muy simple: El responsable de todo eso es el partido republicano.

La democracia en este país es una de las más sólidas en el mundo, y debido a ello, es que estamos a la víspera de un cambio histórico, el cual, se encuentra en las manos de los votantes latinos, no solamente, al elegir como presidente a Barack Obama, pero aún más, cuando logren elegir una mayoría de representantes legislativos, tanto en el senado, así como, en la cámara de representantes, quienes ensanchen el camino de la reforma migratoria de Obama y no la entorpezca.

La mayoría demócrata en el senado y en la cámara de representantes es vital para que se garantice un proceso ligero de aprobación de la reforma migratoria, así como, para la aprobación de otros programas importantes del plan de gobierno de Obama, por lo tanto, es preponderante el contribuir de esa manera a consolidar el cambio político que necesitamos, aun cuando, la influencia del voto latino en las elecciones legislativas no sea tan decisiva como lo es en las presidenciales.

Para el partido republicano, una derrota política de esta magnitud ocasionaría una profunda revisión de sus principios ideológicos, los cuales deben adaptarse a las nuevas realidades que viven los habitantes de este país de inmigrantes.

Su muy posible derrota en estas próximas elecciones estará ligada a la absurda oposición a la reforma migratoria, a la prolongación innecesaria de las tropas en Irak y sobretodo, a la crisis económica derivada de la aplicación de la política económica del presidente Bush.

Reinventarse políticamente es un proceso necesario para mantenerse en la élite política de una nación, el partido demócrata ha sabido hacerlo de una manera hábil, la cual ahora, lo sitúa al frente de las preferencias electorales, con un compromiso histórico fenomenal, pero altamente digerible en la esencia política que representa el senador Barack Obama.

Bajo el liderazgo de Obama en la presidencia de la república y el complemento político de una mayoría demócrata en el senado y la cámara de representantes, esta nación tiene la mejor oportunidad de sobresalir una vez más y ofrecer a todos sus habitantes la oportunidad de obtener el sueño por el cual nos encontramos aquí.

You must be logged in to post a comment Login