Piden México y Francia una política que beneficie también a la danza.

México, 28 Oct (Notimex).- Directores de teatro de México y
Francia señalaron hoy aquí que es necesaria una política cultural que
beneficie no solamente al teatro, sino también a la danza,
disciplinas que han luchado por permanecer a través de sus propuestas
en escena, aún sin recursos económicos.

Durante el Encuentro de Artes Escénicas México/Francia, que se
realiza del 28 al 31 de octubre, el director escénico mexicano Luis
de Tavira, aseguró que ahora es necesario realizar los sueños para
superar las demagogias y pesimismos en un teatro que necesita
recuperarse.

De Tavira al hablar de los “Desafíos de las artes escénicas en
la actualidad. Retos de la organización, difusión y financiamiento”,
señaló que ahora es necesario realizar los sueños para superar las
demagogias y pesimismos en un teatro que necesita recuperarse.

“Nuestro reto será devolverle al teatro el camino hacia su
realización, no se puede situar al teatro y explicarlo recurriendo a
las cifras o estadísticas o dificultades de circulación, su verdadera
situación está en otra parte”, expresó el también director de la
Compañía Nacional de Teatro.

Asimismo dijo que el teatro de hoy asiste a desafíos distintos y
complejos, así como de un arte escénico que se empeña a no dejar
huella, y que es amnésico.

“En México, después del teatro, sólo queda la leyenda, aunque en
otra medida, lo que es peor es la ausencia de un discurso teatral
capaz de crear un público que pueda crecer y desarrollarse, pues
hacemos obras, muchas obras, algunas maravillosas, otras menos de
todo tipo, pero en rigor no hacemos teatro”, aseguró Luis de Tavira.

Destacó que no se construye el edificio de un discurso, de un
universo teatral mexicano articulado plural, complejo y creciente.

“No creamos tradición, no formamos repertorios, elencos
estables, técnicas y lenguajes propios, no hacemos un teatro
nacional, hacemos muchas obras póstumas”, dijo De Tavira.

Apuntó que el desafío es intentar hacer el teatro de hoy día,
capaz de heredar un legado, un edificio habitable que pueda crecer el
sueño de todos.

Por su parte, Jean-Marc Granet Bouffartigue, director del Centro
Nacional de la Danza en Francia, comentó que es necesario una
política cultural en la danza.

“Realmente en Europa se tiene a la danza como un concepto
efímero, que no se toma en cuenta algunas cosas, como la formación y
difusión de los espectáculos, ni mucho menos el proceso del
bailarín”, añadió.

Recordó que en Francia desde hace 30 años se tiene un programa
de manera estructural que ha ayudado a apoyar a la danza, a través de
festivales o bienales, lo que permitió una gran delegación, así como
de centros coreográficos en varias ciudades francesas.

Reconoció que la danza sigue siendo el pariente pobre, porque se
le da más apoyo a la música, literatura y artes plásticas, y luego al
teatro y por último a la danza.

“Esta disciplina artística que se maneja con una pierna, es para
algunos un arte efímero, sin profundidad histórica, lo que en lo
particular me opongo a estos conceptos, por lo que es necesario que
tenga más apoyo para su difusión y permanencia en el escenario”,
aseguró.

Gabriel Pascal, escenógrafo mexicano, aseguró que el desafío en
las artes es hacia los presupuestos, pues se dice que la salud de las
artes se mide de cómo están los artistas individual y colectivo.

“En nuestro país estamos al borde de la muerte, aunque el arte
tiene algo que no permite que se acabe y creo que está ligado a esta
necesidad que tenemos como consumidores de arte, que es muy parecida
a la experiencia del amor”, subrayó.

“Es decir -abundó el escenógrafo- que esa experiencia surge en
el momento en que uno lee un libro o asiste a una obra de teatro y lo
atrapa y la cual no puede olvidarla, es como aquél primer amor que
nunca se olvida”.

“Me parece que tenemos que cambiar ese discurso, donde el arte
es un gasto, por lo que hay que cambiarlo a partir de los artista

You must be logged in to post a comment Login