Demanda CIDH a EU permitir visitas a Guantánamo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) demandó el martes al gobierno de Estados Unidos cumplir con sus obligaciones dentro del sistema interamericano y permitir una visita sin restricciones a la prisión de Guantánamo.

La solicitud fue hecha este martes en el curso de una audiencia de seguimiento sobre las medidas cautelares que la comisión ha decretado sobre Djamel Ameziane, un ciudadano de Argelia detenido en esas instalaciones, así como la operación misma del centro carcelario.

“¿Cuál es el temor que tienen, qué es lo que esconden en Guantánamo?”, cuestionó a los representantes del gobierno estadunidense el comisionado Florentín Meléndez, relator para las personas privadas de la libertad de la CIDH.

Meléndez al igual que el primer vicepresidente de la CIDH, Felipe González, criticaron el hecho de que Estados Unidos ha condicionado hasta ahora la visita a la comisión, al impedir cualquier contacto con los prisioneros detenidos en la base militar.

Durante el curso de una audiencia celebrada en el marco del último día de trabajos del 133 Periodo de Sesiones de la CIDH, González dijo que tal condición constituye “una seria limitante” al trabajo de la comisión.

Por su parte, Meléndez dijo categórico que al imponer condiciones a esta visita, Estados Unidos esta “entorpeciendo” el trabajo de la comisión.

El abogado salvadoreño fue más allá al indicar que Estados Unidos es el único país del sistema interamericano que se ha resistido a una visita a un centro carcelario.

“Se nos dice que se nos puede acompañar a visitar la isla, pero sin tener el mínimo contacto con ninguna de las personas privadas de la libertad. Eso es entorpecer el mandato de la comisión interamericano, eso no es cooperar”, acusó.

Recordó que “el apoyo que el gobierno de Estado Unidos, como cualquier otro Estado miembro de la OEA, le merece a la comisión interamericana, no se agota con enviar un cheque de cooperación, el cual le agradecemos muchísimo. Todos los Estados miembros están obligados (a cumplir)”.

La demanda empero no tuvo eco por parte del Estado.

Mariano Baños, consejero legal del Departamento de Estado, dijo a los comisionados que el gobierno censaría su participación en las deliberaciones en torno a la prisión hasta que “se hayan remediado todos los recursos domésticos”.

Insistió además que “nosotros no creemos que estamos violando ningún tratado”.

Lewis Amselsem, el representante permanente de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) defendió el derecho del gobierno para mantener la prisión en operación, pese a una resolución aprobada por la CIDH en 2006 pidiendo su cierre.

El diplomático destacó el trato y la atención que los prisioneros reciben y aseguró que “Guantánamo no es un hoyo negro”, aludiendo la figura de vacío legal que ha sido argumentado por especialistas para referirse a esas instalaciones.

En su oportunidad, el ex fiscal militar en jefe para los casos de Guantánamo, coronel Morris Davis, quien compareció a favor de los peticionarios, criticó la operación de la prisión y la arrogancia con que -dijo- el gobierno ha respondido a la condena internacional.

“Quedan sólo 86 días de la administración (del presidente George W.) Bush y espero que la próxima administración actúe rápido para empezar a restaurar nuestra reputación como una nación que respeta el imperio de la ley”, dijo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login